Gobierno colombiano refuerza seguridad en frontera con Venezuela

frontera-colombiana

Juan Manuel Santos aseguró que tratarán con total contundencia los hechos de violencia ocurridos en la zona del Catatumbo entre el ELN y ese grupo que se denomina “Los Pelusos”

El gobierno colombiano envió 2.000 policías y militares de refuerzo a la zona fronteriza con Venezuela, en la que enfrentamientos entre dos grupos armados han provocado el desplazamiento de miles de habitantes, declararon este domingo dos fuentes militares a la AFP.

De acuerdo con estas fuentes, el continente se suma a las 6.000 tropas presentes en la zona del Catatumbo, ubicada en el departamento de Norte de Santander, en el noreste del país.

“La parte de seguridad, que sabemos que está afectada por esa confrontación entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y ese grupo que se denomina ‘Los Pelusos’, es parte del origen del problema, y eso lo vamos a confrontar con toda la contundencia”, había informado el sábado el presidente Juan Manuel Santos, al anunciar el “despliegue de fuerza pública”, sin dar más detalles.

Desde el 14 de marzo, los Pelusos, reducto de la exguerilla del Ejército Popular de Liberación (EPL), han impuesto un paro armado para presionar el fin de los enfrentamientos que sostienen con el grupo rebelde ELN por el control de narcocultivos en la zona del Catatumbo.

A pesar de la presencia de 6.000 efectivos de policía y el despliegue del ejército en la zona, que alberga la segunda mayor concentración del país de cultivos de coca -materia prima de la cocaína-, “los enfrentamientos han afectado a más de 85.000 personas, quienes se encuentran con graves restricciones de acceso a servicios, bienes básicos y limitaciones a la movilidad”, alertó la ONU el viernes en un comunicado.

Además de que “44.829 niños y niñas presentan restricciones al acceso a la educación” y “por lo menos 2.819 personas continúan en situación de desplazamiento masivo en los municipios de Hacarí y San Calixto”, los más afectados por los combates, según las Naciones Unidas.

Para apoyar a los pobladores, distintas organizaciones civiles han llamado a una marcha el domingo, bajo el hashtag #PazEnCatatumbo en las redes sociales, así como a caravanas humanitarias que buscan abastecer de comida y medicamentos a las comunidades.

Por su parte, el general Alberto Mejía, comandante de las fuerzas militares de Colombia, aseguró que además de la respuesta militar, las tropas cumplirán una labor humanitaria y social en la zona declarada en emergencia humanitaria por el gobernador del Norte de Santander, William Villamizar.

Mientras combate en el Catatumbo, el ELN negocia desde febrero de 2017 un acuerdo de paz con el gobierno y discute un alto al fuego bilateral. Pero ambos bandos se encuentran actualmente en búsqueda de una nueva sede para albergar los diálogos que tenían lugar en Quito, desde que Ecuador retiró su condición de garante de este proceso de paz.