Exprisionero de Guantánamo indemnizará a sus víctimas con 134,2 millones de dólares

Un tribunal de Estados Unidos condenó a Omar Khadr, exprisionero del centro de detención de Guantánamo, a pagar 134,2 millones de dólares para indemnizar a las familias de dos soldados estadounidenses, víctimas de un ataque con granada que dirigió en Afganistán en 2002.AFP

La abogada de las familias de las dos víctimas, Laura Tanner, saludó la decisión del tribunal de Salt Lake City (Utah, oeste), y agregó que nunca se hizo ilusiones sobre las chances de Omar Khadr, de 28 años y nacido en Canadá, de pague efectivamente esa suma.

 

“El fallo es una gran victoria para nuestros clientes y lo que realmente está en cuestión ahora es nuestra capacidad cobrar esa indemnización”, explicó Tanner a la AFP acerca de este fallo emitido el mes pasado.

 

“La próxima etapa será trabajar con un consejero canadiense y validar el juicio en Canadá, para que pueda ser aplicado como un fallo canadiense (…) e intentar todas la opciones posibles para cobrar lo que podamos”, explicó.

 

Khadr fue repatriado a Canadá en septiembre de 2012, después de pasar diez años en la prisión militar estadounidense de Guantánamo, Cuba, tras su arresto en Afganistán en 2002, cuando todavía era un adolescente.

 

Fue condenado a ocho años de prisión en 2010 después de una audiencia militar en la que se declaró culpable de haber lanzado una granada que mató al soldado estadounidense Christopher Speer e hirió a Layne Morris.

 

En mayo pasado fue puesto en libertad condicional luego de que una corte de apelaciones canadiense rechazó los intentos del gobierno de mantenerlo detenido, aunque sus desplazamientos están limitados y debe usar un brazalete electrónico de localización.

 

Su padre Ahmed Said Khadr, un canadiense nacido en Egipto, era considerado como un miembro influyente en Al Qaida. Fue asesinado en Pakistán en 2003.

Compártelo: