Expolicía colombiano capturado por crimen de venezolana en Barranquilla sería violador en serie

La Fiscalía intenta comprobar la vinculación del expolicia Levith Aldemar Rúa Rodríguez en el asesinato de la estudiante del Sena, Gabriela Andrea Romero Cabarcas, de 18 años de edad, quien estaba desaparecida desde el 24 de noviembre pasado y su cadáver fue encontrado la tarde de este viernes, en un sector enmontado del corregimiento de Caracoli, en el municipio de Malambo, en el área metropolitana de Barranquilla, reseñó El Tiempo.

Rúa fue capturado la tarde del jueves cerca a un centro centro comercial del sur de la ciudad, donde, se estableció, fue el lugar en el que citó a la estudiante del Sena, bajo engaño, para ofrecerle un puesto de trabajo.

A este mismo lugar fue donde también citó el miércoles pasado a una menor de edad venezolana, quien contó que la obligó a subir a un carro y luego de llevarla a un sector desmontado, por la Sexta Entrada, en Malambo, la obligó a entrar por una trocha hasta un cambuche, donde abuso de ella.

La menor logró soltarse y huir. Llegó a su casa y le contó a sus padres, quienes de inmediato la llevaron a la Fiscalía a denunciar el caso. La joven alcanzó a reconocer a su agresor por el tatuaje en el brazo derecho que dice ‘Sara Valentina’. Esta fue la pista que permitió a los hombres del CTI dar con el paradero del supuesto abusador y ordenar su captura.

Las autoridades llegaron desde temprano al sitio donde se habría cometido la supuesta violación a la menor de edad venezolana. Allí, los peritos, antropólogos, topógrafos de la Fiscalía y policías, luego de horas de búsqueda, encontraron los restos de la estudiante del Sena.

Sobre Rúa Rodríguez se conoció que prestó dos años de servicio en la Policía. Tiene antecedentes de ser un agresor sexual, y pagó 7 años en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, por el delito de acceso carnal violento.

Rúa se encuentra en estos momentos en una audiencia, a puerta cerrada, en el Centro de Servicios Judicial de Barranquilla, hasta donde trascendió que llegaron cuatro personas que aseguraron haber sido sus víctimas.

Compártelo: