Este joven ayudó a salvar 20 vidas en tiroteo en Florida y hoy se recupera de sus heridas

Anthony Borges, un jóven venezolano ayudo a salvar a unos 20 compañeros en el tiroteo que se registró el pasado 14 de febrero en una escuela Florida, en el cual recibió cinco disparos. Hoy se aún se encuentra bajo cuidado médico, reseña El Nuevo Herald.

Anthonytrataba de cerrar la puerta de un aula cuando recibió cinco disparos de Nikolas Cruz, el joven que desató la masacre donde murieron 17 personas y otras 15 resultaron heridas.

Borges, logró salvar la vida de 20 de sus compañeros durante el tiroteo en la Marjory Stoneman Douglas High School, ya herido, ahora se recupera en un hospital del condado Broward.

Un video tomado por un alumno de 9no grado de la secundaria Marjory Stoneman Douglas muestra cómo los niños buscaron refugio dentro de un aula y el momento en que llegan a rescatarlos las fuerzas de seguridad. Dale MacutayDale Macutay vía facebook

El jefe del Departamento de la Policía de Broward, Scott Israel, lo visitó el domingo en el hospital y publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que se afirma que el estudiante se está recuperando, pero que todavía tiene un largo camino para tener de nuevo su salud restablecida y necesita someterse a más cirugías.

Se están recaudando fondos mediante una cuenta en Gofundme cuya meta era $5,000 y desde el 15 de febrero han recolectado $148,042 donados por 4,616 personas.

“Anthony es una víctima del tiroteo en Marjory Stoneman Douglas High School. Durante esta tragedia indescriptible, Anthony pudo salvar a otros 20 estudiantes mientras intentaba cerrar la puerta de un salón de clases”, se informa en ese el website.

Al joven le dispararon varias veces: “en ambas piernas, en el muslo superior izquierdo y una bala le atravesó la espalda. “Él tiene un largo camino de recuperación por delante, pero está vivo y estable”.

Roger Borges, padre del estudiante y nacido en el estado venezolano del Zulia, dijo que la bala en la espalda le afectó un pulmón “y logró tocarle un poco el hígado”, pero que ya está fuera de peligro.

Para seguir leyendo, visite El Nuevo Herald

Compártelo: