Enredo del Brexit alimenta perspectivas de reunificación de Irlanda

El rompecabezas de la frontera entre Irlanda y el Reino Unido en las negociaciones del Brexit ha devuelto a la agenda política algo impensable hasta hace poco: la reunificación de Irlanda.

El apoyo a la permanencia en la Unión Europea está aumentando en la provincia británica de Irlanda del Norte, que comparte la isla con la República de Irlanda, según una encuesta difundida este mes por la Universidad Queen’s de Belfast.

El sondeo, realizado entre 1.000 norirlandeses, también concluyó que el 47% apoya celebrar un referéndum sobre la reunificación, aunque sólo un 21% votaría a favor de una Irlanda unida.

Asimismo, el estudio constata que una ruptura neta con la Unión Europea -lo que aquí se conoce como “hard Brexit”-, en la que el Reino Unido abandonase la unión aduanera y el mercado único, combinada con una crisis económica, convertiría la reunificación en “particularmente atractiva” para la comunicad católica norirlandesa.

En el referéndum de 2016 sobre la UE, el 56% de los electores norirlandeses apoyó la permanencia, pero se vieron superados por el resultado del resto del país.

Según el sondeo, el apoyo a seguir en el bloque europeo ha crecido hasta el 69%.

“Lo que cada vez es más evidente es el crecimiento en Irlanda del Norte del voto a favor de la permanencia”, dijo Colin Harvey, de la Universidad Queen’s de Belfast, en una conferencia organizada por el centro de estudios Changing Europe (Cambiando Europa).

“Y creo que es un gran riesgo y un gran peligro convertir esa preferencia por la Unión Europea en algo carente de sentido, política y legalmente”, añadió.

– El “riesgo” de la reunificación –

A diferencia de la también proeuropea Escocia, Irlanda del Norte podría quedarse en la UE si acepta unirse a Irlanda.

El Acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998 -que puso fin a tres década de conflicto sectario en la provincia- permite la posibilidad de un referéndum sobre la reunificación si el gobierno británico estima que es el deseo mayoritario.

Hasta ahora, sólo el partido Sinn Fein, otrora brazo político de la organización armada IRA (Ejército Republicano Irlandés), ha pedido un referéndum.

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, que apoya la unidad de Irlanda, rebajó las perspectivas de un referéndum en una reciente visita a Belfast.

Por su parte, la primera ministra Theresa May amonestó a un euroescéptico prominente de su Partido Conservador por frivolizar con esta posibilidad, según el diario The Times.

Este euroescéptico, Jacob Rees-Mogg, dijo que Irlanda del Norte votaría a favor de seguir en el Reino Unido en caso de referéndum. Según The Times, May le respondió: “no es un riesgo que esté dispuesta a asumir. No podemos fiarnos”.

– El Brexit trae una “nueva dinámica” –

El Reino Unido y la UE se enfrentan a un rompecabezas para resolver el futuro de la frontera.

May prometió que no volverían los controles fronterizos pero también que el Reino Unido abandonaría la unión aduanera y el mercado único, y no ha encontrado una solución práctica para combinar ambas cosas.

Bruselas propone que Irlanda del Norte, y sólo Irlanda del Norte, se quede en la unión aduanera europea, algo que los euroescépticos británicos y los norirlandeses pro-británicos rechazan de plano.

Muchos, sin embargo, temen los efectos en su vida cotidiana de la restauración de la vieja frontera.

Uno de ellos es Elisha McCallion, una política del Sinn Fein de Derry, una localidad fronteriza que estuvo en el corazón de la violencia sectaria.

“Mi hijo va cada día a la guardería al otro lado de la frontera”, afirmó, explicando que cruza la demarcación a diario hasta en ocho ocasiones.

McCallion estimó que la reunificación sería la una solución: “el Brexit ha aportado una nueva dinámica a la conversación. La gente habla de la unidad regularmente”. AFP

Compártelo: