El Mundo: La Udef investiga por blanqueo a un empresario mimado por Hugo Chávez

El empresario venezolano Alejandro Betancourt, principal inversor de la firma de gafas alicantina Hawkers y socio del español Alberto Cortina en el grupo financiero DBK Financial Group, está siendo investigado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional por un presunto delito de blanqueo de capitales. Así lo reseña elmundo.es

Así lo confirmaron a este diario fuentes conocedoras de la investigación, centrada en operaciones inmobiliarias realizadas en España -remitidas a la Policía por el servicio de inteligencia financiera Sepblac (Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales)- y en contratos adjudicados por la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) a la sociedad de construcción de plantas termoeléctricas Derwick Associates de Venezuela, participada por Betancourt y su primo Pedro Trebbau.

La investigación vincula al venezolano con movimientos de dinero de procedencia presuntamente ilícita, que entraron y salieron de cuentas bancarias españolas mediante transferencias, cheques y reintegros en efectivo, a través de la compra de inmuebles. Precisamente, una de las operaciones investigadas es la adquisición de la finca del ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, en marzo de 2012.

Se trata de la propiedad conocida como Castillo de El Alamín, en Santa Cruz del Retamar (Toledo). Esta finca salió a subasta cuando el grupo Marsans entró en concurso de acreedores, en febrero de 2011 -el inmueble era propiedad de la empresa Pulpi-. El venezolano pagó 22,8 millones de euros, siendo una de las primeras inversiones inmobiliarias que hizo en España.

La adquisición se hizo a través de la sociedad española Derwick Associates International, registrada hoy como Compañía de Inversiones Agrícolas Trieste. Seis días antes de que se produjera el pago, el banco JP Morgan Chase Bank NA Private, en Nueva York, cuyo titular era Derwick Associates Corporation, transfirió 28,7 millones a la española Derwick Associates bajo el concepto de préstamo participativo.

Para leer la nota completa pulse Aquí

Compártelo: