Dilma Rouseff asegura que alegato para juicio en su contra es ”inconsistente”

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, manifestó haber recibido con “indignación” la decisión del presidente de la Cámara de diputado de iniciar un juicio político contra su persona y “contra el mandato democráticamente elegido por el pueblo brasileño y conferido a mí, son inconsistentes y no procede la razones en las que sustenten la solicitud”, dijo.

La mandataria sentenció que no existe ningún acto ilícito practicado por ella y que no hay sospecha alguna de desvío de dinero público, aseguró que no tiene cuenta en el exterior y dijo que no tiene conocimiento público de existencia de sus bienes personales, así como también aclaró que no ha utilizado ningún recurso proveniente del Estado para satisfacer su interés personal.

Indicó que no participaría de algo que atente contra el libre funcionamiento de las instituciones de su país y que ofendan los principios morales de la vida pública.

SuNoticiero