Crisis cambiaria desnuda vulnerabilidad de la economía argentina

Members of leftist organizations demonstrate against the rise of public services fares and the government's negotiations with the International Monetary Fund (IMF), in Buenos Aires, on May 16, 2018. Argentina's President Mauricio Macri last week opened negotiations with the International Monetary Fund for a loan to stabilize the economy, and the IMF board will meet informally on Friday to discuss the crisis. / AFP PHOTO / Eitan ABRAMOVICH

La crisis cambiaria argentina que depreció la moneda casi un 20% en un mes y devoró 10.000 millones de dólares de sus reservas desnudó la fragilidad de la economía que puede asfixiar el crecimiento, estiman analistas.

El gobierno logró capear el temporal cambiario a costa de llevar al 40% la tasa de interés, la más alta del mundo, y de una audaz emisión de bonos del Tesoro por unos 73.000 millones de pesos (casi 3.000 millones de dólares) al 20% anual.

“La jugada fue mostrar que en medio de todas estas tensiones se podía atraer a inversores extranjeros aunque las condiciones del bono fueran malas para Argentina“, explicó el economista Matías Carugati. El riesgo será “no caer en la tentación”, apuntó.

Aunque Argentina redujo su déficit fiscal de cuatro puntos, sigue en valores elevados (3,9% del PIB en 2017) para una economía que tiene en rojo su balanza comercial con una política aperturista de las importaciones y que lidia con una inflación que sumó 9,6% entre enero y abril.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya había sugerido mayor rigor fiscal antes de que el presidente acudiera la semana pasada al organismo para pedir un auxilio financiero.

“La crisis cambiaria fue una crisis de confianza debido a que Argentina tiene una economía frágil con un déficit externo bastante grande que debe financiar”, dijo Carugati.

Con información de AFP.

Compártelo: