Convocan a referendo en Bolivia para “inmortalizar” a Evo Morales en la Presidencia

El gobierno boliviano promulgó la ley y fijó la fecha para el 21 de febrero. La oposición considera ilegal la reforma y anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional. Denuncian que el mandatario quiere perpetuarse en el poder

El presidente en ejercicio del país, Luis Alberto Gonzales –quien reemplaza en el cargo a Evo Morales y al vicepresidente Alvaro García, fuera del país en tareas oficiales– le puso la firma a la norma legal en un acto público en el Palacio Quemado en La Paz.

La pregunta que los bolivianos deberán validar es: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o el Presidente y la Vicepresidenta o el Vicepresidente del Estado puedan ser reelegidas o reelegidos por dos veces de manera continua?”.

La oposición considera ilegal la reforma y anunció que espera demandar su aplicación ante el Tribunal Constitucional, que validó en un fallo precedente el tenor de la pregunta.

Gonzáles, que es titular del Senado Nacional, dijo: “Nos estamos jugando la posibilidad de profundizar este modelo económico, que nos ha permitido en una década empezar a recomponer el desastre que ha sido de este pobre país en 180 años“.

Morales comenzó a gobernar en 2006, empalmó en 2010 un segundo mandato y un tercero en 2015 hasta 2020, todos nacidos en procesos electorales en los que arrolló a la dispersa y débil oposición, agrupada en partidos que van desde ideologías de derecha hasta de izquierda.

EL GOBERNANTE FORZÓ EL TERCER MANDATO INTERPRETANDO A SU FAVOR LA ACTUAL CONSTITUCIÓN BOLIVIANA, APROBADA EN 2009

La oposición, que no cuenta hasta ahora con un líder único que pueda disputarle el poder a Morales, mantiene que el gobernante forzó el tercer mandato interpretando a su favor la actual Constitución boliviana, aprobada en 2009.

La Ley de Convocatoria significa una reforma parcial de la Constitución que le permitirá a Morales postularse para el período 2020-2025, una posibilidad no contemplada en la carta magna de 2009.

INFOBAE

Compártelo: