CIS: El PP gana, el PSOE es la segunda fuerza y Ciudadanos se consolida

El último barómetro de la legislatura otorga al PP un 29,1% de los votos y mantiene al PSOE como segunda fuerza, con un 25,3%. Ciudadanos logra un 14,7% y Podemos cae al 10,8%

A 45 días de las elecciones generales del 20 de diciembre, el PP resultaría ganador con el 29,1% de los votos, por delante del PSOE, que obtiene el 25,3%. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este jueves el barómetro correspondiente a octubre, que incluye un apartado sobre intención de voto, la valoración del Gobierno y de los líderes políticos, además de los problemas que más preocupan a los españoles. Por primera vez, Ciudadanos se situaría en el tercer lugar, con un 14,7%. Podemos cae al cuarto puesto, al obtener el 10,8% de los votos.

Según la estimación de voto del CIS, el PP ganaría las elecciones generales, pero quedaría lejos de la mayoría absoluta. El PSOE sería la segunda fuerza más votada. El barómetro, realizado durante los primeros días de octubre, refleja una mejoría de los resultados que cosecharían el PP, el PSOE y Ciudadanos respecto a la última encuesta del pasado julio. Podemos es la única formación que baja entre las cuatro. IU se sitúa en el quinto puesto con el 4,7% de los votos.

 

El estudio se hizo pocos días después del gran triunfo de Ciudadanos en las elecciones catalanas, celebradas el pasado 27 de septiembre. Ciudadanos se convirtió en la segunda fuerza más votada, después de la lista independentista Junts pel Sí. La formación que lidera Albert Rivera triplicó así sus resultados de 2012, cuando logró nueve diputados, y se colocó por delante del PP, PSOE y Podemos por primera vez en sus 10 años de existencia.

 

Intención directa

En cuanto a la intención directa de voto, Podemos alcanza su mínimo histórico, desde que entró en el barómetro en julio de 2014, con un 8,8%. El PP (15) y el PSOE (16,6) caen también respecto a la encuesta del pasado julio. Solo Ciudadanos (11,0) crece en intención directa de voto y sería la tercera fuerza política.

 

El último barómetro del CIS sobre las elecciones generales fue el difundido en agosto y con datos de julio. Los resultados reflejaban entonces que el PP recuperaba vigor tras las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo y la política de pactos impulsada principalmente por el PSOE y Podemos en comunidades y ayuntamientos. El sondeo atribuyó al PP el 28,2% de los apoyos en intención de voto y al PSOE el 24,9%. Podemos siguió bajando hasta situarse en el 15,7%. Ciudadanos también cayó hasta el 11,1%. Aunque el PSOE subió ligeramente y fue el primero en voto directo con un 17,3%, los populares aumentaron su ventaja con respecto al segundo partido.

 

El CIS de abril mostraba cómo el PSOE (24,3%) se acercaba al PP (25,6), que hubiese ganado las elecciones de haberse celebrado en ese momento, aunque con peor resultado que el obtenido en las últimas elecciones generales en 2011. Podemos ya empezaba a bajar, con un 16,5%, y, por el contrario, Ciudadanos se disparaba, pasando del 3,1% de enero al 13,8%.

 

¿Qué diferencia hay entre voto directo y estimación de voto?

 

El CIS obtiene sus resultados de “voto directo” según la respuesta que los encuestados dan a esta pregunta: Suponiendo que mañana se celebrasen elecciones generales, ¿a qué partido votaría usted? Sin embargo, aunque aparentemente no habría margen de error, los investigadores advierten de que “no constituyen una buena previsión si lo que se pretende es acercarse a los resultados de unos próximos comicios, ya que son muy altos los porcentajes de respuesta para las opciones ‘No sabe’ y ‘No contesta”.

Por este motivo y con vistas a acercarse de una manera más fidedigna a los resultados de unas eventuales elecciones, el CIS elabora lo que denomina estimación de voto y que incluye la conocida “cocina”. Para ello, suma al voto directo un modelo de corrección basado en otras variables de la encuesta: a quién votó en las elecciones pasadas, sus respuestas a las cuestiones sobre los líderes, confianza y opinión sobre la situación actual.

 

El País

Compártelo: