China compró casa de abatido capo del narcotráfico para su embajada en Bogotá

La mansión de un abatido capo del narcotráfico y exsocio de Pablo Escobar será la nueva sede de la embajada de China en Bogotá tras un pago millonario al gobierno de Colombia, informaron este viernes fuentes oficiales.

AFP

La administración asiática pagó 49.839 millones de pesos (unos 16,6 millones de dólares) por la casa y el lote de más de 5.400 metros cuadrados que perteneció a Gonzalo Rodríguez Gacha, conocido como El mexicano, uno de los más temibles narcotraficantes colombianos, señaló el ministerio de Hacienda en un comunicado.

El negocio, oficializado este viernes, es uno de los más grandes que involucra bienes incautados al narcotráfico.

En la conocida Casa Shaio, de 554 metros cuadrados, se construirá la nueva sede de la delegación diplomática china en Colombia, que será una de las más grandes en Latinoamérica.

Ubicados en el lujoso sector de La Cabrera, en el norte de la capital colombiana, la casa y el terreno pasaron a propiedad del gobierno en 1995, seis años después de la muerte de Rodríguez Gacha, uno de los líderes del Cartel de Medellín, en un operativo de las fuerzas estatales.


Para vender el terreno, el Estado había realizado dos subastas públicas en febrero, pero en ninguna de las dos “se alcanzó una oferta viable”, sostuvo el ministerio.

El dinero de la compra se destinará en un 40% para el gobierno nacional, 25% a la fiscalía, otro 25% para la rama judicial y el 10% restante para la policía, agregó.

Gonzalo Rodríguez Gacha, definido por muchos como más sangriento que Escobar, fue abatido el 15 de diciembre de 1989, luego de casi tres décadas dedicado al tráfico de drogas.

El mexicano acumuló una gigantesca fortuna que incluyó lujosos inmuebles e incluso la propiedad del club de fútbol Millonarios, uno de los más laureados del país cafetero.

Rodríguez Gacha era considerado el encargado del ala militar del Cartel de Medellín, además de ser uno de los precursores del paramilitarismo en Colombia.