El caso de la joven “devorada por sus perros” agarró otra matiz: Homicidio

El caso de la muerte de Bethany Lynn Stephens, la joven estadounidense de quien se presume fue devorada por sus perros, ha generado sospechas en su entorno cercano. Tras conocer los nuevos resultados de la necropsia a los caninos, creen que podría tratarse de un homicida.

El cuerpo mutilado de Stephens fue hallado completamente desnudo, con una bota y sin un seno, por el alguacil del condado de Goochland, Jim Agnew. Ante los comentarios y dudas suscitados por el comportamiento de las mascotas, el funcionario aseveró haber visto “cómo los perros se devoraban las costillas de la víctima”.

Ahora, la oficina del aguacil ha revelado que en las heces de los perros encontraron un cabello humano “de color claro y ondulado”. Tori Trent, entrenadora de canes y amiga de Stephens, asegura que en el caso se oculta un verdadero asesino.

“Las cosas no calzan de acuerdo con el comportamiento e instinto canino, sin mencionar que conozco personalmente a estos perros desde el día en que nacieron (…) Hay más en este caso, incluyendo una posible amenaza de muerte contra Bethany solo unos días antes. ¡Exigimos una verdadera investigación sobre lo que sucedió!”, publicó Trent a través de su cuenta en Facebook.

Asimismo, aunque no se encontraron evidencias de un ataque sexual, la circunstancias en que fue encontrado el cadáver, desnudo y mutilado, ha aumentado el temor en la comunidad de la posible existencia de un maníaco asesino, reseñó RT.

Por su parte, el alguacil Agnew destacó que los perros habían estado un tiempo en aislamiento y estrés, motivo por el cual consideró que podrían estar predispuestos a estos tipos de ataques. “No quiero desacreditar a ninguna raza en particular, pero si investigan encontrarán que muchos de estos ataques se perpetúan con pitbulls”, agregó.

(noticiasaldiayalahora.co)