Yordano arriba a sus 64 años entre buenos deseos y música

Es de los baluartes del movimiento venezolano de la década de los 80, etapa sumamente prolífica en el aspecto cultural de la historia contemporánea de Venezuela.

Yordano sopla hoy 64 velitas y no ha parado de recibir buenos deseos por parte de personalidades venezolanas y su fanaticada.

El músico e intéprete ítalo-venezolano nació el 27 de octubre de 1951 en Roma.

Yordano es un artista con los fuertemente afirmados en la tierra donde vive desde sus tres años de edad y en él se adivinan influencias que van desde la música italiana y los danzones del Caribe, pasando por el Rhythm and Blues y los Beatles, desde Marvin Gaye hasta Barbarito Díez, pasando por Willie Colón. Graduado de arquitecto en la Universidad Central de Venezuela, Yordano comienza su carrera como músico y compositor durante la década de los 70, pero no es sino hasta 1979 a pesar de una leve tartamudez, cuando su primera incursión en los estudios llega al público en forma de siendo una sensación en países de América Latina tales como Colombia, México, Ecuador, Argentina y Chile.

A Manantial de corazón la versionaban en los cabarets para turistas de La Habana, y casi nadie del público sabía que la canción que los emocionaba, que cantaban a coro y que aplaudían era de un venezolano.

Ese año, junto al grupo Sietecuero, integrado también por su hermano Evio, Alberto Slezynger y otros talentosos músicos, edita su primer LP, Rojo Sangre, en el que ya se notaba su vocación por mezclar de forma natural elementos de sonidos eléctricos y acústicos que, provenientes de diversas latitudes, influenciaron al compositor. Desde comienzos de su carrera, Yordano dejó colar en su trabajo influencias del pop inglés, de géneros caribeños como el son cubano, el bolero y hasta de la balada de raíces italianas, logrando un compendio que, unido a su talento innato de compositor sensible y urbano, forjó un estilo único que aún hoy lo identifica.

Fuente: El Periodiquito

Compártelo: