“Voy, voto y me regreso” entrevista a Georgina Palacios, actriz

“Quizás, cuando sea mamá le baje un poco más a la televisión, me dedique un poco más a mis hijos” “Yo me siento identificada con mi papá (…). Admiro todo lo que hizo mi hermana también”, dice.

Siempre aconsejan que hay que ir tras los sueños y Georgina Palacios (Caracas, 1988) no lo dudó. Hace dos años agradecía la exposición internacional que le estaba dando Nora de Televen y, hoy por hoy, a la intérprete -hija del veterano actor Jorge Palacios- puede vérsele a través de la pantalla de Telemundo dándole vida a la periodista Paulina Garibaldi en Bajo el mismo cielo, dramático protagonizado por María Elisa Camargo y Gabriel Porras.

-Estudió Comunicación social, pero ¿alguna vez ejerció la carrera? ¿Cómo preparó su personaje? 

-La misma carrera me dio experiencia, algunas materias que vi en la universidad me dieron la base para poder sacar de ahí muchas cosas para mi personaje. Sabía que un periodista siempre tiene que tener esa chispa y esa ganas de saber más, de investigar, de ir al fondo de la noticia, del suceso y Paulina tiene eso porque ella trabaja para una revista que ayuda a toda la gente que llega a Estados Unidos en situación de indocumentados (…) a la novela le está yendo bien porque trata un tema que es una realidad palpable. En este país mucha gente está indocumentada.

-Cambió radicalmente el color de su cabello, ¿Por qué? ¿Se lo pidieron así en Telemundo?

-Mira, en realidad, el cambio lo vine haciendo desde Nora de Televen. Ellos me hicieron las mechas californianas y todo el mundo empezó a decirme: ‘oye, ¡qué lindo te queda el rubio!’, así que pensé: ‘déjame intentarlo’ porque nunca había sido rubia completamente y así fue. Y no sé, desde ahí siento que me ha ido muy bien, que el look gusta y me lo dejé. A lo mejor, más adelante me fastidio y me lo vuelvo a cambiar a morena o me pongo pelirroja.

-¿Qué cualidad o característica hay que tener para trabajar en un mercado tan competitivo como el de Estados Unidos?

-Creo que lo principal es manejar lo del acento neutro, es una exigencia del mercado, tienes que llegar y tienes que hablar con el acento neutro, que bueno, ‘que suena mexicano, que no es tu acento natural’, sí, es verdad, pero ¿cómo haces? tienes que adoptarlo y hacer lo tuyo para que puedas trabajar. Lo primero que yo hice fue tomar clases de acento neutro por varios meses.

-Si la pusieran a hacer escenas en el mismo estilo de las que tuvo que hacer Sabrina Seara en El señor de los cielos, ¿las haría?

-Sí, las haría. Eso sí, estaría asustadísima, pero significaría un reto para mí, o sea, hacer escenas como las que ella hizo… Yo la admiro porque interpretar esa situación no debe ser nada fácil (…) pero sí, sí lo haría. Si es una exigencia del canal y tienes que hacer una escena en ropa interior (…) de hecho, a mí me tocó hacer una escena en ropa interior para Bajo el mismo cielo. Sobre eso la gente me dijo: ‘ay, te besaste con ese papacito’ y yo respondí: ‘no, eso es lo peor’. Ese día, desde que me levanté estaba sudando. Decía: ‘Dios mío’… era como una tortura, me dio demasiado nervio, es muy incómodo, pero cuando dicen: ‘5 y acción’ me metí en la situación, pero cuando cortaron dije: ‘gracias a Dios, ya salí de esto’.

-¿Hasta dónde estaría dispuesta a llegar para ser exitosa? 

-Hasta donde el público me lo permita porque siempre es importante contar con el apoyo y el cariño de la gente… mientras esté haciendo lo que me gusta y cuente con el apoyo de mi gente en Venezuela todo está bien para mí. No sabes lo bonito que es estar acá y sentir ese calor, sentir que están ahí y que están pendientes. Yo voy a seguir echándole pichón acá a ver qué otras puertas se abren, pero bueno, no sé, hasta donde Dios me lo permita. Quizás también cuando sea mamá le baje un poco más a la televisión, me dedique un poco más a mis hijos, pero ahorita es el momento para aprovecharlo al máximo.

-¿Viene a votar el 6 de diciembre? 

-No sé aún si pueda ir. Me encantaría. No sabes todo lo que estoy haciendo para ver si voy a ir a votar. Estoy agotando todos los medios para ir aunque sea por el fin de semana y me regreso. Lo que pasa es que conseguir pasaje también para Venezuela es un rollazo. Ir a Venezuela es tan complicado. Está súper costoso, pero bueno… Voy, voto y me regreso. Lo tengo contemplado dentro de mis planes porque aunque sea costoso o no, vale la pena. Yo le dije a Gabo (Gabriel Parisi, su pareja sentimental): ‘no importa, vale la pena ir, hacer el esfuerzo por Venezuela’.

-¿Qué le dice su papá? ¿Qué le dice Bárbara (su hermana, Miss Universo 1986) de esta oportunidad en Telemundo?

-Ellos están súper contentos. Mi papá feliz. Imagínate, orgulloso porque aparte estoy siguiendo sus pasos. Más que todo, yo me siento identificada con él, con toda la carrera que ha hecho. Admiro todo lo que hizo mi hermana también, pero yo me fui por la rama de la actuación. Mi papá y yo tenemos esa conexión que nos permite entendernos. El día que lo llamé para darle la noticia, él estaba que no se lo creía. Me preguntaba: ‘¿Tan rápido?’ porque yo me fui de Venezuela a finales de noviembre del año pasado y ya en abril estaba firmando con Telemundo. El corazón lo tenia súper grande de orgullo. Y aunque no tengo la certeza de que suceda, yo deseo que la novela la pasen en Venezuela. Ojalá que sí.

-Tiene el anillo, pero ¿para cuándo la boda? 

-Justamente me he estado moviendo con eso. Tenemos un sitio visto en la isla de Margarita que me encanta y también otros sitios en Miami, pero todavía no hemos tomado la decisión de donde va a ser, pero lo más seguro es que sea aquí en Estados Unidos, para esta misma fecha, pero dentro de un año, para noviembre o diciembre de 2016.

Yolimer Obelmejías/EU

@yolimer