Obama “obliga” a Carolina Herrera a viajar en metro

Cada vez que Barack Obama pisa Nueva York, la ciudad de los rascacielos se convierte en un auténtico caos de tráfico. Esta vez la pesadilla vehicular ha llegado hasta el mismísimo Upper East Side, molestando a una de sus vecinas más ilustres y elegantes. Según «Page Six», la sección de cotilleos del «New York Post», la visita del presidente de EE.UU. a la Gran Manzana obligó a Carolina Herrera a viajar en metro en la noche del lunes, publica abc.es.

 

La creadora venezolana, icono de la elegancia, casi llega tarde a la gala de entrega de los premios del Consejo de Accesorios de la ciudad debido al atasco provocado por la visita presidencial. Herrera, que suele hacer sus apariciones con puntualidad germana y en coche privado, tuvo que bajar al metro para llegar al restaurante Cipriani de la calle 42. Horas después, la diseñadora, que tenía que entregar un galardón a Ivanka Trump, hija del magnate republicano Donald Trump, confesó que no cogía el suburbano desde hacía seis meses.

 

«Me pregunto si Obama sabrá que crea estos estragos. Creo que estaría horrorizado», habría dicho Herrera a «Women’s Wear Daily», la biblia de la moda. Mientras la diseñadora explicaba su odisea a los presentes en Cipriani, el presidente de EE.UU. asistía a un teatro de Broadway para disfrutar de «Hamilton», el musical hip-hop que narra la vida de Alexander Hamilton, héroe de la Guerra de la Independencia y amigo íntimo de George Washington.

Compártelo: