Muere modelo brasileña tras inyectarse implantes en la cara

Raquel , de 28 años, ha fallecido después de someterse a una operación de en su rostro. Según informa el diario Daily Mail, la brasileña se hizo una intervención para borrar sus líneas de expresión que consistía en inyectarse un relleno en rostro.

Raquel Santos sufrió un ataque al corazón y la policía está investigando las circunstancias de su muerte. Buscan conocer si en la intervención se utilizó una medicina ilegal que se inyecta a los caballos de competición para aumentar su rendimiento, lo que podría haber provocado la muerte.

La sustancia investigada se conoce como Ponetay, y contiene mefentermine, un compuesto que estimula la actividad cardiorrespiratoria y aumenta la presión arterial. En Brasil se ha extendido el uso de esta sustancia entre los culturistas para aumentar la masa muscular.

La familia de Raquel, que tenía dos hijos de 7 y 13 años, afirma que le aterraba morir en una de las intervenciones a las que se sometía pero estaba obsesionada con su aspecto físico, “se sometía a todos los procedimientos estéticos imaginables, siempre quería más”.

Fuente: Telecinco

Compártelo: