María Conchita sobre la muerte de Chávez: ¡Me alegró! , pero no festejé

¡María Conchita sin miedo!

“La propaganda comunista es excelente. Por eso es tan importante que quienes estamos afuera no paremos de educar e ir en contra de esa enorme maquinaria de los capitanistas (capitalistas/comunistas)”

Por: Carlos Flores

Sería inútil gastar palabras presentando a María Conchita Alonso. Usted la conoce, su familia la conoce, yo la conozco… el Gobierno la conoce… Y, cáigale bien o no, muchos nos hemos sentido orgullosos al verla en el cine o en la tv durante tantos años… “¡Esa es venezolana!”, piensa uno y sonríe. Bueno, porque básicamente es tan venezolana como una tajada. Y en estos momentos, mientras la revolución intenta revocar su nacionalidad, pues, es necesario tenerla presente. Y es que siempre ha sido una embajadora de este país. Siempre polémica, en medio de escándalos; es una mujer que ha dicho y hecho lo que le ha pasado por la cabeza. Es real. Y eso debe, cuando menos, respetarse.

Desde los Estados Unidos, María Conchita sigue activa en lo que considera una misión primordial: informar, educar, dar a conocer la realidad de los venezolanos; denunciar las violaciones a los DD.HH. Y, como miembro de AVER (Alianza de Venezolanos Exiliados en Resistencia), intenta darle más forma y contundencia a sus palabras y además es una punta de lanza para la lucha por los derechos humanos desde el exterior.

Pero el arte sigue ahí… la música “igual de importante como siempre. La sigo disfrutando”, dice desde Los Angeles. Y añade que “Grandiosas”,show en el que comparte escenario con las intérpretes, Rocío Banquells, Karina y Dulce, “sacó cd/dvd grabado en vivo en el Auditorio Nacional de México y en el Plaza Condesa; lleva 3 meses en el top 5 de ventas”. Además acaba de grabar una canción con Rudy la Scala. Saldrá en el 2016…“y dará de qué hablar”.

Mientras esa canción sale al público, nos ocuparemos de algo que también proporciona inmensa cantidad de temas para hablar… y lamentar: Venezuela.

María Conchita, la semana pasada hubo un furor con la celebración de Back ToTheFuture… regresemos nosotros al pasado… Si alguien le hubiera preguntado a la María Conchita que participó hace 40 años en el Miss Venezuela, cómo esperaba o deseaba que fuera el futuro de su país, ¿qué hubiera respondido?… ¿acaso algo similar a la realidad actual?

-Esta pregunta es más difícil ahora que cuando el Miss Venezuela… En aquel entonces jamás hubiese pensado que el país se convertiría en otra Cuba, ¡jamás! ¿La verdad? No sé cuál hubiese sido mi respuesta a los 18 años, pero imagino algo así: “quiero que Venezuela siga creciendo, produciendo, y que todos tengan la misma oportunidad de vivir una vida tan feliz como la mía”.

¡Pero bueno, Carlos, qué sé yo lo que hubiese dicho en ese entonces! Ahora me cuesta mucho, sabiendo lo que en ese tiempo no sabía, que había que pararle más a los que menos tienen; pasarles una mano, escucharles, atenderles.Por eso estamos donde estamos, porque los rojos se aprovecharon del trabajo no tan bueno que hicieron muchos de los que creemos en libertad y democracia.

Foto: Ferdinand Bare

¿Qué se siente que un grupo que está en el poder decida, así por mero capricho, tratar de eliminarte como venezolana, revocarte la nacionalidad? Eso no me cabe en la mente…

-Me da risa porque se creen que con esto me van a… ¿qué?… La verdad no sé… Quizá sea una cortina de humo para ocultar los verdaderos problemas del país.

-Bueno, aquí lo que sobra son cortinas de humo…

-No pueden quitarle la nacionalidad a alguien… si es que respetan la Constitución.

-Ahí está el detalle…

-Cuando uno llega al país -menor de cinco años- tienes los mismos derechos que un venezolano por nacimiento, menos ser Presidente.Pero como se pasan la Constitución por donde ya sabemos(mira al Nico, que nació en Colombia y es “Presidente”), ellos harán lo de siempre, lo que les dé la gana. El país se lo sigue calando, aceptando y los políticos de la “oposición” permanecen mudos en exigir antes que nada, antes de llamar a “elecciones”, ¡su certificado de nacimiento!…porque de paso tiene doble nacionalidad.Y eso tampoco permite ser Presidente de la República… sin mencionar que en las últimas “elecciones” no ganó…

-O sea que no estás muy pendiente del aspecto legal de esa situación…

-No pienso prestarle la más mínima atención en cuanto a la legalidad. El amor que le tengo a mi país, el haberlo representando múltiples veces alrededor del mundo, el ser lo que soy, nadie me lo puede arrebatar, a no ser que me arranquen el corazón y me quiten lo bailao’… ¡y esta gente jamás podrá hacerlo!

-¿Cuánto te afecta estar pendiente día a día de lo que pasa en tu Venezuela, ¿cómo son tus conversaciones con amigos, colegas artistas?

-Cuando Chávez se postuló como candidato a la presidencia puse mi carrera de lado, no quería hacer más nada sino luchar porque Venezuela no cayera en las garras del comunismo.Sabía lo que vendría… Tenía que recordarle al país lo que Chávez había hecho, educar sobre lo que vendría si ganaba. Fue algo que me salió del alma, no podía permitir que mi madre adoptiva viviese el mismo infierno que mi madre de sangre; no podía permitir que les robaran a los niños su infancia, a los estudiantes su juventud, vivencias y felicidad. Cuánto duele que ellos no hayan tenido la suerte que yo y millones tuvimos, de disfrutar esa Venezuela, que obvio, aun con mucho que mejorar, lo tenía todo… No podía permitir que destruyeran vidas, que les cambiaran a los adultos sus personalidades, que los convirtieran en robots, mártires, infelices llenos de odio y resentimiento. Que les aniquilaran sus sueños, su presente y futuro… Abandoné mi carrera sin darme cuenta de que lo estaba haciendo, y aunque hoy día entendí que no debí haberla abandonado por completo, no me arrepiento.Algo en mí es más grande que mi amor al arte, que es enorme, pero por alguna razón, odiando la política como la odio, continuo luchando después de 17 años por todos mis hermanos, que sufren bajo el yugo castro-chavista-madurista-comunista… He retomado mi carrera, no solo la necesito porque lo disfruto y me gusta, sino porque mientras más arriba esté, más voz tendré y más logros podré alcanzar para eliminar lo que día a día destruye no solo a Venezuela sino al resto de Latinoamérica… y que ya está llegando a EE.UU. No puedo abandonar esta lucha, estoy adicta a ella.Pero aprendí a compartirla con mi carrera. Nunca es demasiado tarde, más difícil sí, pero no es tarde. En las manos de Dios estamos…

-¿Qué sentiste, cómo reaccionaste, cuando te enteraste de la muerte de Chávez?

-No me alegro de la muerte de nadie… con excepción de aquellos que lo único que han traído es sufrimiento, burla y miseria… ¡Sabes? ¡Me alegró! Lo siento, pero me puse muy contenta. Mejor hubiese sido que muriese lentamente con su enfermedad, en una cárcel.Pero no fue así. ¡Ah! Y no hice fiesta, como por ahí dijeron…

-Has tenido una postura fuerte y de rechazo frente a los artistas que han ofrecido apoyo al chavismo, por ejemplo Sean Penn… ¿hasta el día de hoy, puedes comprender, cómo alguien inteligente, pensante, exitoso, puede apoyar e incluso sentir respeto ante lo que tenemos aquí?

-El billete lo puede todo (para muchos, mientras más tienes, más quieres) y los que no han sido comprados no saben o entienden la verdad.Porque la propaganda comunista es excelente.Por eso es tan importante que quienes estamos afuera no paremos de educar e ir en contra de esa enorme maquinaria de los capitanistas (capitalistas/comunistas).

Pero mi postura es más fuerte para con los artistas venezolanos, que callan o que se vendieron.Porque, vamos a estar claros, existen muchos “ninís” en el ambiente artístico que han ayudado y siguen ayudando a la destrucción del país, al hambre, al crimen, a la corrupción, al caos.

-A pesar que estás fuera del país, ¿por qué crees que la agarran contigo?

-Lo que primero me viene a la mente es que saben que no tengo precio ni pelitos en la lengua. No tengo miedo. Aquí doy entrevistas también en inglés, saben quién soy, me escuchan y están conscientes de que hago esto no por buscar votos, porque jamás querré tener un puesto en ese mundo tan sucio; lo hago porque me duele el drama de otros y no puedo vivir mi vida feliz y tranquila, sabiendo todo lo que sé y sin poder hacer algo al respecto. Sí, muchos me dicen:“ay sí, que arrecha hablando desde allá, vente pa’cá a ver si lo eres igual”… Pero si regreso al país me meten presan, me callan. Aunque si el régimen quiere hacerme algo no tengo que estar allá, aquí puede ocurrir un “accidente” y chao pescao’… Pero no me van a callar. Cuando llegue el momento de irme, que será a un lugar mejor que la Tierra, me iré de la mano de Dios.Porque creo, sin duda alguna, que sí fuiste buena persona en este mundo lo que te espera es mucho mejor. Eso me hace no temerle a nada…

-¿A nada…?

-Bueno, hay dos cosas: no me gustan las guerras ni las enfermedades incurables.

-¿Tienes participación activa en eventos organizados por venezolanos en los Estados Unidos, para tratar la situación actual?

-Soy miembro de “AVER”. Un grupo creado por Ana Díaz, quien formó parte del CNE por 25 años y Carmen Cecilia Pérez, periodista y doctora residenciada en New York. Los líderes del grupo son Carlos Fernández y Carlos Ortega. El objetivo de este grupo es crear unión entre los venezolanos en el exilio. Pero, lamentablemente, existen egos que hay que eliminar, ya que lo único importante aquí es Venezuela y todos debemos unirnos para lograr el gran objetivo, que es el regreso a la democracia y la prosperidad para todos los venezolanos. Y por primera vez en la historia, el exilio en resistencia va a poder hablar en el Congreso, mostrando los fraudes electorales de los últimos años. Adriana Vigilante es la expositora. Este será el primer trabajo de “AVER”.

-Siempre has sido una mujer pionera en muchos casos… ¿qué le dices a las mujeres del chavismo, no solo a las que están metidas en el gobierno sino a las amas de casa que todavía siguen creyendo y apostando por la revolución?

-¿Cómo puede haber todavía personas que crean en una revolución que lo que ha traído es muerte, odio, división, escasez, dolor, hambre, miseria? Sé cómo trabajan los rojos, agarran un pequeño porcentaje de ciudadanos y les dan de todo, ésa es la propaganda: los usan para sus propios beneficios y no los del pueblo. La ignorancia sólo se combate con educación.No hay nada que les puedo decir que les haga cambiar de parecer. Es otro de los motivos por lo cual se creó “AVER”.

-¿Cómo es el apoyo de tu pareja en medio de todo esto?

-Fernando me apoya 100%. Compartimos la misma ideología.

-¿Cuál tu análisis de Venezuela hoy, casi a un mes de las elecciones parlamentarias, con un régimen que ha destruido el país, pero con una oposición (MUD) que no ha asumido la gran responsabilidad histórica que tiene. ¿Cómo ves la cosa?

-Bueno, te lo resumo en pocas palabras: complicidad. Abuso. Cinismo. Aprovechamiento. Mentiras. Egos… Fraude.

-¿Qué necesita Venezuela para salir de esta pesadilla?

-Matar el miedo. Unirse. Protegerse. Los venezolanos deben salir a la calle. No se puede votar bajo un régimen castro-chavista-madurista.

-¿Qué le dices al pocotón de venezolanos que quieren verte de regreso?

-Que no dejen de perder la fe y la esperanza… pero haciendo algo, algo, ¡lo que sea!, por ayudar a salvar el país. Que no se queden en sus casas tuiteando o “facebookeando” únicamente. Que pierdan el miedo y se organicen… que no olviden que sólo nosotros debemos tener el control absoluto de nuestras vidas, mente, presente y futuro. Que los derechos humanos son para ser respetados, no destrozados. Que no están solos, muchos estamos afuera luchando día a día por una Venezuela libre y soberana.

Carlos Flores / @CarlosFloresX

Director Editorial de Newsweek en Español Venezuela

Compártelo: