Lo qué dijo el dúo Sin Bandera sobre traer su show a Venezuela

Cuatro discos, millones de copias vendidas, miles de corazones flechados, decenas de canciones convertidas en himnos de los enamorados y despechados por igual, y dos cantantes. Sin Bandera tuvo una prolífica vida en la escena musical latinoamericana de 2000 a 2008, cuando se separó.

Pero si algo tiene la música es que es eterna. Y aprovechándose de eso, los cantautores e instrumentistas Noel Schajris y Leonel García decidieron darle una segunda y última oportunidad al dúo que les permitió enamorar al mundo. Siete años después de construir sólidas carreras como solistas, el argentino y el mexicano cantarán juntos Una última vez.

Lo harán con un EP de siete canciones y una gira por gran parte de Latinoamérica y Estados Unidos durante el próximo año y medio. El primer sencillo, titulado En esta no, ya supera el millón de reproducciones en Youtube.

“Todo en esta gira se trata de agradecer a la gente una última vez, poder cantarles y darle las gracias por lo que fue Sin bandera”, señala Leonel García al otro lado de la bocina telefónica. “Juntamos a toda nuestra banda antigua, más algunos músicos nuevos, ingenieros originales y el productor que nos hizo todos los discos, Áureo Baqueiro, quien tiene conocimiento de todo lo que está sucediendo en la música, incluyendo la tecnología, nuevos sonidos, programas, instrumentos. Le dijimos: ‘Vamos a sonar a Sin Bandera, porque es importante que el sello se mantenga, pero vamos a utilizar estos elementos de la modernidad para que la gente sienta que sonamos como cualquier otro artista internacional'”.

-¿Por qué volver y por qué hacerlo ahora?

-Por la gente. Estábamos cada quien en nuestro asunto, pero de pronto lo empezamos a notar, y luego lo platicamos con nuestro antiguo mánager: la cantidad abrumadora de peticiones de la gente por las redes sociales preguntando si no iba a haber una última vez, un último concierto, alguna última canción. Eran mensajes que provenían de muchas latitudes, no solo de México. Eso nos llamó fuertemente la atención.

-Hicimos un análisis del momento en el que estamos, la edad que tenemos, ya pasando los 40, el estado de nuestras carreras solistas, que está muy bueno. Tenemos esa sensación de que después de esta gira podemos volver a nuestras carreras y seguir haciendo música con mucha felicidad. Y por último, creo que la paternidad de los dos nos da mucha plenitud y una sensación de un momento muy bello de nuestras vidas. Todo eso nos llevó a concluir que era una buena idea cerrar este ciclo ahora.

-Si íbamos a juntarnos de nuevo, tenía que haber una cuestión artística de por medio, no solo la gira. Fueron muy interesantes estas reuniones que tuvimos para escribir canciones otra vez. Teníamos mucha alegría de sentir que todavía está ahí esta conexión, esta química para poder crear los nuevos temas y volver a escuchar nuestras voces juntas. Estamos mejor que nunca como artistas y personas, más tranquilos, gozando más que antes. La gente va a ver algo muy emotivo y muy pleno.

-¿Pero no gozaban antes?

-Sí gozas, pero cuando eres más joven estás más estresado, más nervioso. Tienes muchas expectativas de triunfar, que todo salga bien, que la gente siempre piense bien de lo que haces. Cuando te haces más grande, te vas concentrando más en gozar tu trabajo porque te das cuenta de que si lo haces, la gente realmente va a disfrutar. Cuando estás más joven estás dividido entre el pasado y el futuro, entre lo que todavía no pasa y lo que hiciste ayer. Ahora estamos más presentes, más conscientes del público.

-¿Confían en el apoyo del público aún hoy?

-¡Sí! Las señales en México ya se hicieron evidentes, no es solo una creencia. Nuestras fechas aquí están sold out y falta un mes para los conciertos. Eso nos dejó muy claro que sí habia una expectativa real dela gente. Las redes sociales no son solo algo virtual, son reales, reflejo de la realidad y se manifiesta en shows, en discos. Las reacciones al primer sencillo han sido muy buenas. Sentimos que hay posibilidades de que nos reciban muy bien en todo el continente.

-¿Qué hace de En esta no una de sus mejores canciones, según han dicho ya?

-Ayudan los siete años de componer, hacer discos, de crecer como músico y cantante. La letra nos llama mucho la atención. Nos parece un tema muy atractivo: hablar de los amores que no se dan, que son un poco fuera de tiempo. La gente se identifica muchísimo con la canción. Musicalmente es muy interesante. A pesar de que armónicamente no es tan sencilla, aparentemente es bastante pop sin perder esta dulzura y esta cuestión popular.

-Experimentan con sonidos nuevos en algunos temas. Incluso hay un poco de rap

-Siempre ha habido un gusto por el hip hop, siempre coqueteamos con esa parte urbana. El hip hop es el hermano rítmico del R&B, que es nuestro género predilecto. Siempre estamos tratando de encontrar sonidos nuevos. Todos nuestros discos son evolución.

-¿Está confirmada su visita a Venezuela?

-No aún. Pero se está haciendo un gran esfuerzo por encontrar la forma de ir. Venezuela fue pilar en nuestra carrera como dúo. Fuera de México, creo que fue el país donde más shows hicimos y del que más ciudades visitamos. No importando qué o como, estamos buscando posibilidad de hacer el concierto allá. Ayer (martes) me dijeron que se hará el intento de que vayamos. Queremos, sobre todo, que la gente de Venezuela vea este show por todo lo que nos dio, reseño El Universal.

El Universal