Karina revela detalles de la vida de su hijo transgénero en la religión judía

karina-hija

En el 2016, la cantante venezolana Karina, anunció a través de sus redes sociales que su hija menor, Hannah, que en ese entonces tenía 11 años, iniciaba su proceso de transmisión para convertirse en un hombre y reveló que su nuevo nombre sería Xander.

Más de dos años después, la artista reveló que sintió gran temor de que la religión judía, a la que pertenece ella y su familia, rechazara a su ahora hijo por ser transgénero y, por ende, le prohibieran realizar el Bar Mitzváh, costumbre en que los niños y niñas alcanzan su madurez personal y frente a su comunidad, en el caso de los varones se celebra a los 13 años.

En una entrevista concedida para el programa mexicano Vetanenado, transmitido por el canal TV Azteca, la intérprete de “Sé cómo duele” resaltó que el deseo de Xander es hacer su Bar Mitzváh, “que es un momento muy importante para los varones”.

En este sentido, indicó que cuando su hijo le expresó su anhelo su reacción fue decirle “‘no nos metamos para allá. Vamos a dejar eso así; no hace falta. Es algo como de tradición’. Yo traté como de convencerlo de que lo olvidara”.

Sin embargo, quedó bastante convencida cuando Xander le recordó que el respaldo que le ha dado a su transición de género tenía que ser completo “tú no me puedes apoyar 85 por cierto, tú me tienes que apoyar 100 por ciento”, palabras que la cantante aseguró le hizo cambiar su postura.

“Me convenció porque sus argumentos son absolutamente válidos”, añadió. “Él es judío. Nació judío, profesa la religión y es un niño, y como todos los niños, él quería hacer su Bar Mitzváh. Buscamos también gente muy abierta dentro de la comunidad. Reformista”, explicó.

En este contexto, ofreció detalles sobre la ceremonia judía que celebró su hijo, cuya preparación la culminó en tiempo récord por las ganas que tenía de hacerlo. Dicho momento llenó de orgullo a la venezolana que ahora reside en Estados unidos.

“Hace un par de semanas hicimos la ceremonia que fue infinitamente emotiva; infinitamente importante para la comunidad, para nosotros como familia y eso es lo más importante”, manifestó. “El proceso con él ha sido siempre seguirlo porque es un chico muy determinado, muy avanzado”., reseña El Cooperante

View this post on Instagram

El Bar Mitzvah de mi hijo Xander … Hoy más que nunca me siento infinitamente orgullosa de ser la madre de niño prodigio. Lo digo con la mayor admiración y el pecho hinchado de tanta felicidad . Todos somos mejores porque él está en nuestro mundo. El es un rayo de luz aleccionador , que nos obliga a transformarnos y ser la mejor versión de nosotros mismos . Su mente brillante y avanzada y el coraje de su existencia nos arrodilla……D-os en su perfecta creación me mando a este ser maravilloso que hoy cumple con una de las tradiciones más importantes de nuestra religión , la primera subida a la Torah cuando el niño cumple 13 años , momento en que se asume que ya es responsable de sus actos, un adulto . Meses de ardua preparación y estudio culminaron en un evento lleno de emociones , de música rodeado de afectos cercanos y muchas lágrimas de alegría …… Hijo mío cada día te amo más ….. Mazal Tov!!!! Fotos by: @alfredgugig Decoración : @miamiflowersandgifts

A post shared by Karina (@karinalavoz) on