Chyno y Nacho estuvieron en el mismo lugar con un resultado inesperado

Chyno y Nacho

Era algo inevitable. Los artistas urbanos Chyno y Nacho viven en la misma ciudad, hacen el mismo tipo de música, comparten disquera y son generosos con su tiempo y su talento cuando se trata de ayudar a los demás. Lo raro es que no hubiese pasado antes.

Aun así, el aire en los bastidores del Teletón USA, el evento que realizó Univision durante el fin de semana para recaudar fondos a beneficio de niños discapacitados, se enrareció cuando los dos venezolanos coincidieron el sábado en la noche en los estudios de Doral.

Primero llegó Nacho vestido con un increíble suéter con la cara del fallecido animador y político venezolano Renny Otolina, una obra del artista Daniel Bracci, que causó una verdadera revolución entre los venezolanos presentes. El cantautor estaba bien acompañado.

“Me traje a mi hijo mayor. Ya he tenido la oportunidad de compartir con los menores experiencias parecidas para que puedan agradecer las bendiciones que la vida les da. Ninguno de nosotros estamos exentos a sufrir algún problema de salud o afligirnos”, declaró a el Nuevo Herald.

Sus éxitos “No te vas” y “Báilame” pusieron a todo el mundo a bailar y con el carisma que le caracteriza invitó a la audiencia a contribuir.

Luego, apareció Chyno, uno de los padrinos del esfuerzo y cantante del himno oficial de este año. Acudió las dos noches y hasta donó de su propio dinero.

Tanto en su presentación con la merenguera de fuego, Olga Tañón, como en sus interpretaciones solo, Chyno brilló. Cantó “Como en Las Vegas” , “Hasta el ombligo” y “Quédate conmigo”.

“Es que todo fluye cuando se hace con amor y si es con Olga, bueno qué puede salir mal”, indicó el artista que sueña con hacer un Teletón para Venezuela y prepara el lanzamiento de “Chévere”, su primer disco como solista.

Lo sorprendente fue que no estuvieron cara a cara, a pesar de que cantaron prácticamente uno detrás del otro. La eficiencia del equipo de producción de Univision y el profesionalismo del equipo de ambos consiguió evitar un momento para el que los artistas parecen aun no estar listos.

Eso sí, el hay amores puros que no cambian. Chyno saludó con muchísimo cariño al hijo de Nacho.

Nacho se rió con las ocurrencias del hijo de Pablo Villalobos, el manager de Chyno, y dijo lo que todos sus fans esperan que haya sido un reflejo de cómo está la relación entre el dúo más importante que ha salido de Venezuela en la última década: “La gente está eliminando el rencor, la envidia y todos los sentimientos amargos y tenemos que sumarnos a la lucha por un mejor mundo”, reseñó El Nuevo Herald

 

Compártelo: