Angelina Jolie y Brad Pitt, los más odiados por sus vecinos

Como unos desconocidos describen los habitantes del pueblo de Correns, en el sur de Francia, al famoso matrimonio de Hollywood conformado por Brad Pitt y Angelina Jolie, que poseen desde 2008 el Castillo de Miraval.

Los testimonios, recogidos por la prensa local, exponen la distancia existente entre la conocida pareja de actores y sus vecinos. “Nos toman por unos pueblerinos”, se quejó un residente a Le Journal du Dimanche.

El poblado de 800 personas está situado a unos 250 kilómetros de la frontera franco-italiana.

También se mostraron indignados porque pareja no emplea en su terreno a “los albañiles, artesanos y personas” que conocen la viña. Los habitantes aseguran que el interior de la mansión se ha convertido en una “fortaleza”, con ex militares estadounidenses y personal de seguridad de las fuerzas británicas.
Los vecinos también revelaron al citado medio que tanto Jolie como Pitt se muestran muy distantes, incluso ante un pedido que le hicieron por una causa solidaria. “Les hemos escrito de parte de una asociación que lucha contra la fibrosis quística y nunca han respondido”, dijo una antigua trabajadora de la Oficina de Turismo.

Los artistas, que contrajeron matrimonio en el castillo en octubre de 2014, descubrieron el complejo durante un vuelo en helicóptero y después de tres años de alquiler decidieron comprarlo en 2008 por u$s38,3 millones.

INFOBAE