Enrique Mendoza: Copei Caracas ha sido víctima de un absurdo manejo político

El presidente de partido Copei en Miranda, Enrique Mendoza, calificó este sábado de arbitraria e irresponsable la designación para el circuito 2 de Caracas del presidente de la organización, Roberto Enríquez, en lugar del presidente del partido en esa entidad, Antonio Ecarri.

 

En un comunicado enviado al presidente de Copei y demás miembros de la Mesa Directiva Nacional, Mendoza manifestó su gran preocupación por el papel que jugará la organización política en el venidero proceso electoral.

“Lamentablemente, Caracas no sólo fue víctima de este absurdo manejo político. Ahora, se pretende incorporar en el puesto nro. 4 de la lista de Miranda, sin consulta alguna a las bases ni a esta dirección política, a otro dirigente nacional que no tiene la mínima influencia en la base del partido ni mucho menos en la sociedad de nuestro estado”.

En el comunicado, Enrique Mendoza reitera que el objetivo de todos debe ser lograr el triunfo electoral. “La victoria opositora dependerá de que cada organización postule candidatos idóneos, que lleven un trabajo previo de lucha por las comunidades que representan”.

Y siguió: “Copei es y debe ser una organización con vocación de servicio y compromiso con los sectores más golpeados del actual régimen. No podemos seguir permitiendo el deterioro de nuestra institucionalidad política, quitando y poniendo en cargos de elección popular a dirigentes, según la simpatía o el acuerdo con algún miembro de la Dirección Nacional, dándole la espalda a la militancia y en abierto menosprecio a esta dirección regional”.

Mendoza en su comunicado reiteró su apoyo y el de todo el Comité Regional de Copei en Miranda a Ecarri. “La esperanza de un pueblo traicionado no se repara con imposiciones sino con fortaleza, presentando los mejores nombres, hombres y mujeres socialcristianos con verdadero arraigo que aporten todo su empeño en sacar a Venezuela de este difícil trance y nos lleve a esa sociedad del bien común y de la dignidad del ser humano que los valores de la Democracia Cristiana nos señalan”.

ND

Compártelo: