El Nuevo Herald: Crónica de un fatal encuentro entre venezolanos en Panamá

El guardia del edificio le había recomendado que no subiera a esa oficina, y al día siguiente el agente de seguridad se vio obligado a explicar a los investigadores asignados al caso por qué había hecho esa advertencia.

Por ANTONIO MARÍA DELGADO Y ENRIQUE FLOR/El Nuevo Herald

Había visto subir a cuatro hombres de apariencia sospechosa, dijo Rosalío Cabrera, guardia de seguridad del edificio Paitilla Office Tower, en la ciudad de Panamá “A esa oficina nadie sube, ni mensajero, ni nadie. Me pareció extraño”, agregó en su declaración a los investigadores.

Pero Sergio Schael Medina no le había hecho caso. Había viajado desde Miami precisamente para cobrar una importante deuda en dólares, y le habían citado para que fuera esa tarde a la oficina 1502 del moderno edificio comercial.

El empresario de 33 años quería cobrar rápido. Su paso por Panamá era sólo una breve escala en sus planes de retornar a su nativa Venezuela para comenzar de nuevo, tras probar su suerte en el Sur de Florida.

No volvió a ser visto con vida después de que subió al piso 15.

Su cuerpo fue encontrado a la mañana siguiente en una zona boscosa, a orillas de la Vía Juan Pablo II, una avenida que atraviesa el Parque Natural Metropolitano.

El asesinato, ocurrido en diciembre del 2013, es un trágico ejemplo de los altos riesgos vinculados con las muy rentables pero frecuentemente corruptas transacciones gestadas al margen del estricto control cambiario de Venezuela.

Lea la nota completa en El Nuevo Herald

 

Compártelo: