El doloroso relato de un sirio que perdió a once familiares asesinados por ISIS en Kobane

Mohammed da cuenta de cómo perdió a la mayor parte de sus seres queridos durante el último ataque de los yihadistas en la ciudad kurdosiria, asolada por las masacres del Estado Islámico.

El testimonio de Mohammed baja a la realidad las dolorosas cifras que, a pesar de impresionar por lo elevado de las muertes que grafican, no reflejan historias individuales concretas. En cambio, el testimonio que publicó Human Rights Watch en su cuenta de YouTube se centra en el caso de una sola familia, cuyos miembros fueron casi totalmente masacrados.

 

“Escuché el ruido de las balas afuera alrededor de las 4:30 AM. Mi hermano menor salió a ver qué pasaba. Un grupo de hombres armados le disparó”, comienza el relato del hombre que detalla los eventos paso a paso con frialdad y profundo dolor a la vez.

 

“Escuché el ruido de las balas afuera alrededor de las 4:30 AM”

 

“Su esposa salió a ver qué pasaba. Vio a su esposo tirado en el piso. Cuando trató de levantarlo, también le dispararon a ella. Ella tenía en sus brazos a su hijo de dos meses cuando salió a buscar a su marido. Se lo dio a mi hermana, y ella se lo llevó a la otra casa”, continúa.

 

Los ataques del 25 de junio de 2015 en Kobane, perpetrados por unos 200 milicianos del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), conllevaron una serie de matanzas contra civiles que no se explican más que por el odio que se profesan entre estos terroristas y la resistencia kurda liderada por el YPG (Unidades de Defensa del Pueblo Kurdo, por sus siglas en kurdo).

La pesadilla de la familia de Mohammed estaba lejos de terminar: “Mi otro hermano salió y recibió un disparo en la pierna. Luego entró. Mi madre salió para recoger a mi hermano y su esposa, pero ellos también la mataron”.

 

La hermana protegía a un bebé de dos meses: “El pistolero la mató mientras lo tenía en brazos”

 

“Luego siguieron a mi hermano herido adentro de la casa. La esposa de mi hermano estaba adentro. También le dispararon en medio de la casa. Y mi hermana, la que había corrido adentro con el niño de dos meses, se escondió detrás de la puerta. El pistolero la mató mientras tenía al niño en brazos”, prosigue el sobreviviente.

 

Los ataques de ISIS utilizaron una estrategia tan vieja como las tragedias griegas: entraron en la ciudad disfrazados de milicianos kurdos o rebeldes sirios para hacerse fuertes desde adentro y tomar sectores de la ciudad. No tenían como objetivo controlar Kobane, sino hacer el mayor daño posible. Mohammed es un ejemplo de los cientos de damnificados por este ataque.

“Mi tío fue a rescatarlo (al niño), pero también a él lo mataron”

 

“Mis otras dos hermanas escucharon el sonido de las balas también, y se metieron en otra habitación. Se escondieron allí. Nosotros escuchamos el ruido del tiroteo y no pudimos salir. Escuchamos el llanto de un niño, pero no pudimos ir por él. Mi tío fue a rescatarlo (al niño), pero también a él lo mataron”, finaliza su relato.

 

El sábado 27 de junio las fuerzas kurdas dieron por liberada Kobane tras la voladura de un colegio que los yihadistas habían ocupado como último sitio de resistencia. El saldo final de su ataque fue de 206 civiles inocentes asesinados en 48 horas.

INFOBAE

Compártelo: