Ventas en comercios suben 10% por pago de aguinaldos

comercio

Dueños de locales creen que se trata de una “mayor liquidez temporal”.

El pago adelantado de utilidades en instituciones del Estado, y en algunas empresas privadas, incrementó solo 10% las ventas en comercios de distinto rubros en Caracas, afirmaron dueños de restaurantes y tiendas en la urbanización Las Mercedes de Baruta.

“Las ventas de noviembre subieron 10% con respecto al mes anterior. Sin embargo, no se comparan con las que tuvimos en noviembre de 2015 y 2016. Estamos por debajo en casi 50%”, reveló José Ramsés, propietario de un restaurante de comida árabe.

En ventas de ropa, zapatos y de artículos navideños propietarios y encargados reconocieron que se trata de una “mayor liquidez temporal”, pues creen que a inicios de diciembre muchos compradores se quedarán sin recursos para adquirir los estrenos, regalos de Navidad, e incluso para decorar el hogar.

“Hay personas que vuelven al país a visitar a sus familiares y con las pocas divisas que traen compran gran cantidad de productos en bolívares. Les parece más económico con respecto a otros países cuando hacen la conversión en dólares. Eso nos ha beneficiado desde inicios de mes”, contó Gabriel Ricardo Montilla, dueño de una tienda de ropa.

Explicó que las compras se hacen con cautela, pues la mayoría de la población está centrada en la búsqueda de alimentos de la cesta básica. “El que adquiere algo es porque tiene que decorar por primera vez tras el nacimiento de un hijo, o porque necesita darle alegría a un abuelo”, dijo Montilla.

En tiendas de la calle París de Las Mercedes, y del centro de Caracas, algunos compradores informaron que prefieren buscar sus productos con anticipación porque los precios cambian casi a diario.

“La gente está sobreviviendo con lo poco que le pagan. Otros reciben recursos de familiares que se fueron al exterior y con eso resuelven temporalmente sus necesidades de comida, estrenos y regalos”, expresó Consuelo Gil, visitante, en una tienda de ropa para niños.

Gil tiene dos semanas observando mayor fluidez de compradores, de lunes a sábados, que visitan restaurantes, tiendas de ropa, jugueterías, y demás comercios en los municipios Libertador y Sucre de la ciudad.

“Esa disponibilidad de dinero  extra se acabará en un abrir y cerrar de ojos. Es una solución temporal para quienes aún tratan de sobrevivir en el país. El resto solo piensa en emigrar, adquirir pasajes, o recorrer farmacias o supermercados para tratar de conseguir medicinas, alimentos y artículos de  higiene que escasean”, concluyó.