Unificación cambiaria para marzo

La firma Econométrica realizó un ejercicio de simulación en el que concluye que la unificación cambiaria deberá ocurrir por lógica económica para finales de marzo de este año. Y reitera, en conclusion, su recomendación de no endeudarse para comprar dólares en el mercado paralelo.


Esta conclusión, aclara, está sujeta a lo que pueda suceder en el plano político.

En el informe se presentan dos escenarios: Ir al Fondo Monetario Internacional, en cuyo caso la tasa de cambio de unificación estaría alrededor de los 150 bolívares por dólar y el salario mínimo en unos 96 dólares. En el segundo escenario, no acudir al FMI, la tasa estaría en 292,5 bolívares por dólar y el salario mínimo en 49 dólares.

“La liquidez para ese entonces estaría ubicada en 4 billones 400 mil millones de bolívares; las reservas del BCV llegarían a 11 mil millones de dólares, y de éstas se liquidan 1 mil 250 millones de dólares al primer mes de la unificación (sólo en el caso en que se acuda al FMI); el precio del petróleo alcanza unos 30 dólares el barril; y las exportaciones en barriles netos de Petrocaribe y el servicio del préstamo chino rondan unos 1,4 millones de barriles al día”.

Por otra parte, el informe revela que, previo a la unificación, se debe dar el paso de remover la actual directiva del BCV y del gabinete económico.

“Igualmente, el sistema bancario tendrá que consolidarse previamente; en el sentido de que los bancos pequeños tendrán que ser comprados por los bancos privados más grandes, o en su defecto por los bancos del Estado. La operatividad del mercado interbancario, paralelamente, deberá restablecerse pasando con la nueva directiva del BCV de un régimen de control de agregados monetarios a uno de fijación de la tasa de interés (la tasa interbancaria, la de las Letras del Tesoro y DPNs). Esto contribuirá a acabar con la ineficiencia que significa la existencia de reservas excedentarias y garantizará la tranquilidad de poder participar en un mercado interbancario activo, al contar con el BCV como prestamista de última instancia, lo que haría que los bancos quieran prestarse entre sí fluidamente”.

A ese respecto, Econométrica considera recomendable levantar la regulación de las tasas de interés, de modo que la tasa activa se eleve a un 45% para el crédito comercial y 55% para las tarjetas de crédito, y que sólo después de estabilizado el sistema podrá levantarse el control de las tasas totalmente.

“Finalmente, el paso previo a la unificación más importante sería la legalización del mercado paralelo de divisas, de forma tal de que aquellos deudores que han venido acumulando moneda extranjera y activos a tasa del mercado paralelo puedan repatriar dólares para repagar sus créditos en bolívares, antes de que éstos con la unificación se multipliquen en términos de moneda extranjera” expresa el informe.

En síntesis, habla el informe que la unificación cambiaria implica cambios fundamentales para el sistema bancario así como riesgos de liquidez y solvencia que podrán manejarse en coordinación con el Ejecutivo. La banca deberá entrar en un proceso de consolidación. Los depósitos oficiales tendrán que redistribuirse simétricamente en el sistema. El BCV tendrá que bajar la tasa de encaje legal e intervenir el mercado interbancario y de DPNs.

Concluye el informe: “Por ello, reiteramos nuestra recomendación de no endeudarse para acumular dólares en el mercado paralelo. Una cosa es acudir a éste para acumular activos, mercancía e inventarios en grandes cantidades; y otra es hacerlo para rotar el capital, en el sentido de comprar mercancía y venderla rápidamente a cambio de una mayor de cantidad de bolívares con qué reiniciar el ciclo nuevamente”.

ND

Compártelo: