Una reforma tributaria profundizaría la recesión

Nicolás Maduro, presidente de la República, anunció que aprobaría una reforma tributaria vía Habilitante. Los escenarios que se pueden predecir no son favorecedores. Jesús Casique, director de la firma Capital Market Finance, explicó: “Los países que aplican reformas tributarias son aquellos que están en una situación boyante. Venezuela, al contrario está atravesando una crisis en materia económica y la materia impositiva podría terminar de profundizar la recesión económica en el país”, publica La Verdad.

En el Presupuesto del próximo año se prevé que 77,2 por ciento de la entrada del tesoro nacional ingrese por impuestos. Ante la caída de los precios del petróleo, que aportan poco más de 90 por ciento de las divisas del país, esta representa una alternativa idónea para reponer el déficit. La mayor proporción de los tributos corresponde al Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), que representa 45,5 por ciento de los ingresos internos.

Este es un tributo que afecta al consumo, no al ingreso, “por lo tanto quienes tienen menores ingresos, es decir quienes destinan mayor cantidad de sus ingresos al consumo son los que pagan mayor cantidad de IVA. Si la reforma fiscal sólo va a ser aumentar impuestos o aumentar el IVA, en mi opinión va a ser negativo porque va a afectar a las personas que tienen menores niveles de ingresos, que son los que debemos proteger”, afirmó Alberto Castellano, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de LUZ, en entrevista con este rotativo.

Por amenazas al sector privado y expropiación de empresas, Casique cuestiona la posibilidad de que el Gobierno logre alcanzar la meta de recaudación que trazó en el presupuesto de 2016. “La estrategia es establecer medidas draconianas como la Ley de Precios Justos reforzando las fiscalizaciones con la finalidad de establecer multas a los comercios para incrementar la recaudación tributaria”.

En la Venezuela chavista

El economista plantea que en uno de los escenarios, sería factible el retorno del Impuesto al Débito Bancario o del Impuesto a las Transacciones Financieras, además de la creación de nuevos tributos en el país. El conflicto que se presenta en los nuevos impuestos reside en la población de clase baja, que no puede ser afectada por el impacto inflacionario que esta medida acarrearía.

Para Castellano, lo ideal sería el incremento del Impuesto Sobre La Renta, pues es progresivo y se basa en los ingresos del agente económico. También señaló que un elemento vital para la reforma sería el recorte de egresos de la nación. Casique analiza la posibilidad de la creación de un impuesto al patrimonio o impuesto al lujo, además del retorno de otros tributos.

Pero, se duda que esto haya estado considerado en la planificación anual. Los economistas coinciden: el presupuesto del próximo año es insostenible. Casique indicó que el año 2015 podría cerrar en 1,5 billones de bolívares con los créditos adicionales, la misma cifra se prevé para 2016. Castellano tampoco espera que las premisas de ingresos y egresos se cumplan.“El presupuesto normalmente se hace letra muerta y no sirve para la planificación del país que es en esencia la razón de ser de elaborar un presupuesto nacional”.

Lo previsto en el presupuesto

(en millones de Bs.):

Ingresos Internos 1.204.130 (77,8 %)

Impuestos 1.195.567 (77,2 %)

Impuesto Sobre la Renta – Otras Actividades 282.818 (18,3 %)

Impuesto Sobre la Renta a Otras Personas Jurídicas 267.848 (17,3 %)

Impuesto Sobre la Renta a Personas Naturales 14.970 (1,0 %)

Impuesto al Valor Agregado (Neto) 704.640 (45,5 %)

Impuestos de Importación 114.898 (7,4 %)

Impuestos de Licores 32.112 (2,1 %)

Impuestos de Cigarrillos 55.395 (3,5 %)

Impuestos Varios 5.704 (0,4 %)

 

Compártelo: