Las 10 “curvas” que reveló Rafael Ramírez sobre la situación económica del país

Rafael-Ramirez

Advertencias, críticas y lamentos. El exministro de Petróleo y expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, rompió el silencio. En una publicación en el portal web Aporrea, dio detalles de sus últimos encuentros con el presidente fallecido, Hugo Chávez, y comentó que este conocía “la tormenta” que se avecinaba en materia económica.

En diciembre de 2012, cuatro meses antes del anuncio de su muerte, Hugo Chávez sostuvo una reunión con algunos miembros de su “equipo político”. En ella hablaron de los escenarios que pudieran ocurrir en el ámbito internacional y nacional, después de su deceso, recordó el exministro Ramírez.

A continuación las claves de lo revelado por el actual Embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas:

1. En una noche de diciembre de 2012 (no especifica la fecha), el presidente Chávez obligó a todo su equipo económico a hablar sobre los escenarios que surgirían si ocurría su muerte, cuenta Ramírez. En ese momento, en una reunión realizada en La Habana, capital cubana, “el Comandante nos planteó escenarios de actuación, había preocupación en sus palabras y un alto sentido de responsabilidad, así como su intención de mantenerse al frente de la lucha, a la que, finalmente, entregó su vida”.

2. Aunque Ramírez no ofrece detalles sobres lo comentado en aquel encuentro, afirma que él mismo hizo referencia al jefe de Estado sobre la “tormenta” que se avecinaba.

3. Durante el encuentro en Cuba, Ramírez le expresó a Chávez la grave situación que consideraba pudiera ocurrir. Desde finales de 2012, el equipo económico había transmitido al Presidente sus preocupaciones sobre el tema económico y algunas medidas que creía se debían tomar. “Él, no sólo hizo suyas esas preocupaciones, sino que las reflexionó a profundidad y ya comenzaba a transmitirlas al pueblo en sus palabras y discursos”, pero no le dio tiempo, precisa Ramírez, pues su enfermedad se agravó.

4. “Desde la nueva Pdvsa roja rojita siempre lo acompañamos procurando su éxito al plasmar en la realidad sus instrucciones e ideas, por encima o en contra de una opinión, muy extendida ahora, de que Pdvsa no debería involucrarse en las tareas político-sociales”, dice el exministro. Y advierte: “lo hicimos y lo volveríamos a hacer, convencidos de que Chávez quería una Revolución verdadera, a favor del pueblo más pobre”.

5. Ramírez reconoce que el tema cambiario afectaba al Gobierno, “pues el costo del diferencial lo absorbía la empresa (Pdvsa)”. Además, expresó que presentaban un problema de flujo de caja y deudas contraídas con proveedores. Por esta situación, alega, se vieron obligados a emitir nuevas deudas “para respaldar una política cambiaria que no terminaba de revisarse y mantener el llamado “implícito” a un nivel establecido como objetivo por el BCV y Ministerio de Finanzas“.

6. Unos meses después de la muerte de Chávez, Ramírez fue nombrado por Nicolás Maduro como Vicepresidente del área económica en octubre de 2013 porque “tenía una idea clara de los problemas y de lo que había que hacer”, dice. Pero no logró tener el apoyo para llevar a cabo las medidas que consideraba correctas, según afirmó.

7. “No hubo las condiciones políticas para avanzar en una agenda que tenía al menos 18 puntos, todos consensuados al más alto nivel, pero que no pudieron desarrollarse o aplicarse, en algunos casos se impuso la desconfianza, prejuicios y desconocimiento que entorpecieron el trabajo”.

8. Con dicho plan se buscaba “estabilizar la economía”, que incluía la creación de otro sistema cambiario que tuviera un valor con “algún tipo de fundamento económico” y promover incentivos a la producción nacional. “Teníamos que lograr que producir en el país fuese más rentable que conseguir una divisa barata que sigue alimentando al paralelo, y por ende a la inflación y al desacato de precios generados por los especuladores”.

9. “No se pudo”, dice. Alega que quienes torpedearon la nueva política económica “siguen allí y hay que identificarlos, no son factores revolucionarios”.

10. “Quien ataca a la economía son los mecanismos del capitalismo que sobrevivieron la ofensiva revolucionaria del Comandante Chávez. Son esos mecanismos y sus agentes quienes, no sólo no harán nada por ayudarnos, sino que, en su expresión política, son capaces de promover violencia y una invasión a nuestro país para entrar a saco roto a nuestras riquezas, que son inmensas, y estratégicas y que están entre los objetivos de los “tanques pensantes” e intereses económicos de las transnacionales”, concluye.

Efecto Cocuyo