Fin de mundo: Casi 30 mil bolos por un mocho e´ bluyín (FOTO)

El salario mínimo se ha convertido en un espejismo que no alcanza ni para la comida (si es que se consigue) y por si fuera poco, aún existen precios estratosféricos e inalcanzables para el trabajador promedio.

Quizás no habrá pantalón nuevo, pero sí mucha PATRIA.

precios

LP

Compártelo: