Entre cincuenta y cien veces más caros están ahora los precios “acordados”

CRC07. CARACAS (VENEZUELA). 29/07/18.- Fotografía fechada el 21 de julio de 2018 que muestra a un hombre que cuenta billetes en el mercado de Las Pulgas, en Maracaibo (Venezuela). En Venezuela quien paga un producto en efectivo lo obtiene a menor precio y esta situación se puede ver claramente en el mercado popular de Las Pulgas en la ciudad occidental de Maracaibo donde hay carteles que anuncian "ofertas" condicionadas al trance con billetes. EFE/Humberto Matheus

Luego de que el Gobierno publicara una lista de 25 productos alimenticios básicos, cuyos precios supuestamente iban a permanecer estables, dado que habían sido “Acordados”, para calmar la voracidad de la hiperinflación que impera, la realidad muestra a siete meses de la decisión, que la medida se convirtió en otro fracaso más del gobierno en la lucha contra la supuesta guerra económica, publica La Nación.

En estos doscientos días desde la emisión de la primera lista, el 23 de agosto, puede decirse que los precios “acordados” se han multiplicado entre cincuenta y cien veces, como se aprecia comparando por ejemplo, los precios fijados de la carne, del pollo y del cartón de huevos, con los que tienen actualmente en cualquier expendio.

El inicio del Plan

El 23 de junio del año anterior, el Gobierno convocó a los productores del país a un “gran acuerdo” para “sincerar la estructura de costos” de al menos 50 artículos esenciales y fijar precios “acordados”, según informó el entonces ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami.

Nicolás Maduro, durante una reunión de trabajo con el gabinete económico, destacó en la fecha, que “no hay razón para aumentar los precios, ya que 400 millones de dólares fueron otorgados en créditos y fue asumido el pago de la nómina, a lo que se suma la liberación de aranceles para la importación y 10 mil millones de bolívares en financiamientos”.

A partir del 28 de junio, comenzaron las reuniones entre el gobierno, industriales y comerciantes. Y la promesa mayor, política de por medio, dada por el alto representante del gobierno, se describe en esta cita textual de su discurso:

“Una vez que determinemos de manera acordada los precios, aquella agroindustria, aquel sistema de comercio, cadena de comercialización o de distribución que viole los precios acordados, que se van hacer públicos para que el pueblo ejerza la contraloría, le aplicamos todo el peso de la ley”.

Plan para la Recuperación y la Prosperidad
La parafernalia montada por el gobierno, dentro de lo que el mismo gobierno ha llamado, para muchos sarcásticamente, Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad, incluyó reuniones con gobernadores, alcaldes y otra promesa política: “para acordar una nueva estrategia que acabe con la hiperinflación, es decir el incremento acelerado de precios”.

Se habló de diseñar un manual de procedimientos para los mercados municipales, algunos de los cuales, ocho, según la mediática campaña creada, fueron tomados para inspección y otros 97 iban a ser inspeccionados, porque “los mercados deberían funcionar según esa normativa”.

La lista oficial de Precios acordados de 25 productos, fue publicada el 21 de agosto.

Reza la Gaceta: “Los Precios Acordados que han sido establecidos en la presente Resolución, deben ser exhibidos en todos los establecimientos comerciales donde sean expendidos dichos productos y marcados en los mismos, conforme al ordenamiento jurídico vigente”.

Luego, el 31 de agosto, otra Gaceta publica una Resolución que modificó el precio de 7 productos alimenticios que habían sido “acordados”. Por supuesto, eran más altos que en la gaceta de apenas ocho días antes.

Y como una muestra del objetivo alcanzado (estabilizar precios y acabar con la inflación), la lista fue modificada apenas 90 días después, al 30 de noviembre, estableciendo oficialmente incrementos de precio desde 300 hasta 600 por ciento de los precios primeros, con lo cual se estaba reconociendo tácitamente una alta inflación, y además desvirtuaba aquello que Nicolás Maduro había dicho el 23 de agosto:

“El Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad, creará un nuevo sistema de precios que permitirá recuperar la capacidad adquisitiva del pueblo, apuntando de manera directa a sanar las heridas causadas por la Guerra Económica”. Los resultados se aprecian en el mercado hoy. El lector puede comparar los fulanos precios “acordados”, que hoy son solo precios recordados, con los que actualmente tienen los alimentos de la lista.

Para muestra, un botón

Para que el lector lo aprecie por su propia cuenta, publicamos la lista de precios inicial, entre el 23 de agosto y el 1 de septiembre; la de precios al 30 de noviembre, y dejamos en blanco la lista de precios actuales, para que el lector llene el espacio por su cuenta, y deduzca si podemos decir: Objetivo Superado!…

Producto Bs 01 Sep Bs 30 Nov Precio Actual
Atún enlatado 170 g 72 239

Carne de res 1kg 90 420

Huevos 30 unid. 120 492

Mortadela 1 kg 90 343

Sardina fresca 1 kg 17.5 40

Leche pasteurizada 1 l 48.5 185

Pollo benef. 1 kg 78 480

Mantequilla 500g 42 —

Sardina en lata 170 g 24 200

Arveja 1 kg 65 170

Lenteja 1 kg 53 220

Caraota1 kg 72 170

Frijol 1 kg 24 220

Aceite comestible 1 l 36 239

Arroz blanco 1 kg 42 212

Azúcar refinada 1 kg 32 200

Café molido 500g 60 360

Harina precocida de maíz 20 —

Harina de trigo familiar 54 186

Mayonesa 500 g 58 —

Margarina 500 g 65 320

Pasta 1 kg 48 376

Salsa Tomate 400 g 114 —

Sal 1 kg 31,50 —