El pronóstico de un aumento salarial para este 1ro de mayo

preciios-pollo

El primero de mayo, día del trabajador, los trabajadores seguramente recibirán un aumento de salarios decretado por el presidente Nicolás Maduro. 

Es inevitable que los venezolanos vean con “malos ojos” otro incremento, a sabiendas que desde años lo que percibe un ciudadano no alcanza si quiera para un mínima parte de la canasta básica.

Solo en el mes de marzo la Canasta Básica Familiar (CBF) subió a Bs 75.446.014,83 de acuerdo con la estimación del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM). Un monto que ni ahorrando por años el venezolano podrá costear.

Sueldo “sal y agua”

Actualmente el ingreso mínimo legal (sueldo más ticket de alimentación) es de Bs. 1.307.646 monto que no alcanza para comprar un kilo de carne, si quiera para un cartón de huevos. El cataclismo financiero es tal, que los venezolanos han prescindido de comer ciertos alimentos por su alto costo.

Los expertos refieren que en el estado en el que se encuentra Venezuela, los aumentos salariales únicamente producen más caos. Pues mientras el Gobierno hace aumentos descontrolados, el índice inflacionario sigue su curso porque no hay medidas concretas que la ataquen.

“Fíjate, hicieron un incremento hace poco y el venezolano sigue igual o peor que antes. Nada te respalda, nada te da garantías que el sueldo te alcanzará. Hoy hay un precio , mañana hay otros. No hay control y el Gobierno es el único responsable porque es quien controla las finanzas de Venezuela”, aseguró Luis Rojas, comerciante en la ciudad de Caracas. 

Pronóstico oscuro

Los golpes de la economía únicamente son sufridos por los bolsillos de los ciudadanos, quienes lamentablemente son los que quedan cada vez más imposibilitados. Si quiera que dos personas de una familia de cinco integrantes perciban un ingreso mínimo , logran costear los gastos de todos con los precios actuales. “Se queda corto y mientras otros se alegran por los aumentos muchos nos consternamos porque sabemos que todo seguirá subiendo. Nos mantenemos en un círculo vicioso”, respaldó una trabajadora de una tienda de ropa. 

El pronóstico de un aumento salarial podría ser cierto, pero también el pronóstico de que la economía siga tres veces peor también es más que cierta. En Venezuela el índice inflacionario es imposible de mantener, por tanto, tampoco es posible mantener el poder de compra de los venezolanos con incrementos desmedidos y sin respaldo.

Por ahora, y a la espera de lo que pueda ocurrir, lo que está más que confirmado es que las familias venezolanas que ya de por si “no podían acceder a la canasta básica”, con un nuevo aumento menos que menos podrán hacerlo, reseñó VAD