Dos bebés murieron en el Materno de Macuto por falta de terapia intensiva

Por falta de cupos en la unidad de cuidados intensivos pediátricos, después de más de 8 días con problemas respiratorios, falleció la mañana de este viernes una bebé de dos meses, reseña La Verdad de Vargas.

“La mamá la llevaba a los hospitales y lo que hacían era nebulizarla, estabilizarla y mandarla para la casa, después de tres horas tenía que sacarla de nuevo. El martes la trajo para acá (Maternidad de Macuto) y aquí sí la ingresaron, pero no tienen terapia intensiva, desde entonces desde el hospital habían buscado cupos para referirla, pero fue imposible”, dijo Efraín Navarro, tío de la menor.

Aseguró que varios miembros de la familia buscaron durante los últimos días un cupo en Caracas, pero no lograron conseguirlo. “Nosotros íbamos para ver si había un cupo, pero nada, en todos nos decían que estaban full, por eso no se pudo hacer nada”.

Declaró que durante la estadía de la niña en la maternidad, tanto los doctores, como las enfermeras fueron muy atentos, sin embargo, la situación se escapó de sus manos por no tener una unidad de cuidados intensivos. “Si tuvieran la unidad se habría salvado. Todos estaban atentos”.

En la tarde falleció otra niña, de un mes y 20 días, que llegó al hospital con sindrome de down, una cardiopatía congénita y desnutrición. Sus padres, ambos mayores de 50 años, lo llevaron a la Maternidad, pero era demasiado tarde.

Por las condiciones no los aceptan

“Los padres esperan a que las condiciones de los niños estén bien mal para traerlos al hospital”, dijo la directora de la maternidad, Luz Stella Antolinez.

Expresó que en el hospital los aceptan sin importar la condición con la que vengan, asimismo, afirmó que en ambos casos lucharon por conseguirles los cupos y además se les brindaron todas las atenciones necesarias hasta el final.

“No podemos negarles la entrada a esos bebes y dejar que se mueran en sus casas, porque en los otros hospitales simplemente no los aceptan por la gravedad en la que llegan”.

Explicó que en el primero caso, se intentó durante los tres días conseguir un cupo para la recién nacida, pero fue imposible, sin embargo, no le fue negada ningún antibiótico.

“La niña necesitaba un ventilador mecánico para niños y aquí solo tenemos para neonatos, en ningún lado la aceptaban, intentamos buscar el cupo y no se pudo”.

Por otro lado, reveló que aunque al segundo bebe sí se le consiguió un cupo en los hospitales de Caracas, las malas condiciones con la que ingresó no le permitió llegar.

“Lo entubamos para transferirlo, pero sus posibilidades eran menores, tenía el peso de un bebe cuando nace, solo dos kilos, con cardiopatía congénita, síndrome metabólico, desnutrido y deshidratado”.

Aseguró que a ellos como doctores les da mucha tristeza que peloteen a los padres cuando ven a los niños en muy malas condiciones, por lo que siempre optan por aceptarlos, aunque el desenlace no sea el mejor. “Aquí les prestamos los cuidados hasta el final”.

Piden unidad de cuidados intensivos

En el estado no existe una unidad de cuidados intensivos pediátricos, donde los niños más grandes puedan hacer atendidos, por lo que a los doctores les gustaría que instalaran uno lo antes posible.

“Si contáramos con los recursos, seguro pudiéramos salvar a los niños, sin necesidad de esperar por cupos de Caracas, aquí en Vargas solo existen los cuidados intensivos neonatales”.

En la maternidad cuentan con un neunatologo pediátrico, que es el que se encarga de atender a todos los recién nacidos que llegan.

Compártelo: