Sebastian Vettel le ganó a Lewis Hamilton en el GP de Australia iniciando la Fórmula 1

Fórmula 1-Australia-2018

Gran carrera en Albert Park con el alemán, Sebastian Vettel por delante del inglés y Raikkonen. Alonso aguantó 26 vueltas a Verstappen y terminó quinto. Sainz fue décimo.

El Mundial de Fórmula 1 ofrece golpes de teatro como el que se vio este domingo en el circuito de Albert Park, en Melbourne, donde Sebastian Vettel le devolvió a Lewis Hamilton el vacile del día anterior. Nada más adjudicarse la pole, el británico aseguró que no había tenido que recurrir a ninguna configuración de motor concreta, a pesar de haberle metido seis décimas al segundo (Kimi Raikkonen). “Y entonces, ¿qué habías estado haciendo hasta ese momento?”, le cortó el de Ferrari. “Estaba esperando a dar una buena vuelta para borrar esa sonrisa de tu cara”, replicó Hamilton, que lideró cómodamente la primera mitad de la carrera, hasta que comenzaron las visitas a los talleres y todo se precipitó.

Un problema con una de las pistolas hidráulicas de Haas provocó el abandono de los dos monoplazas estadounidenses, tanto el de Kevin Magnusen como el de Romain Grosjean, y llevó el coche de seguridad a la pista. En ese momento (vuelta 26), Vettel aprovechó para meterse en el garaje y afianzarse al frente del pelotón, robándole la cartera a Hamilton, que, incrédulo, no entendió de dónde acababa de aparecer el alemán. “¿No me habéis avisado de que Sebastian se había metido en el box? ¿He cometido yo algún error?”, preguntó el actual campeón del mundo por la radio, sin obtener una respuesta clara por parte de su muro.

A partir de entonces subió un poco la temperatura de las distintas grescas, tanto por delante, con los achuchones de Hamilton al líder, como por detrás, con Fernando Alonso (quinto), defendiéndose de los ataques de Max Verstappen (sexto). En esas circunstancias, los nervios juegan un papel determinante y en esta ocasión traicionaron al corredor de Mercedes, que se pasó de frenada y se fue largo a 11 vueltas del final, en un error de conducción que le hizo perder dos segundos y gran parte de sus opciones de recuperar el liderato.

Las últimas vueltas prometían mucho pero se quedaron en eso, en un trenecito que no vio ningún cambio y que llevó a Vettel a sumar su primera victoria del año, la 48ª de su palmarés y su podio número 100, la mejor manera de poner en marcha una temporada que arranca de forma idéntica a la pasada. Alonso fue capaz de cruzar la meta el quinto en la primera experiencia de la nueva alianza entre McLaren y Renault, y Carlos Sainz lo hizo el décimo, condicionado en el tramo final por unos problemas físicos que le afectaron al estómago.

 

Compártelo: