Real Madrid vence al PSG en casa 3-1

Cristiano anotó dos goles en triunfo del Madrid sobre el parís Saint germain

El Real Madrid reapareció en su competición fetiche, la Copa de Europa, la que ha ganado 12 veces, y demostró que a pesar de su mala temporada nadie puede darle por muerto en la máxima competición continental. Ni siquiera el todopoderoso PSG de Neymar, Cavani y Mbappe, líder destacado de la liga francesa y al que muchos daban como favorito, pudo con el actual campeón, que remontó el gol inicial de Rabiot y se llevó una importante victoria (3-1) en la ida de los octavos de final de la Champions. Zidane, el máximo defensor de la BBC, sorprendió al no apostar de inicio por ella ante el PSG a pesar de tenerla al completo libres de lesiones, algo no demasiado frecuente.

El sacrificado fue Gareth Bale, que cedió el puesto a Isco para formar el ataque junto a Ronaldo y Benzema. Por detrás, la única novedad fue Nacho como lateral debido a la baja de Carvajal. Y empujado por un Bernabéu lleno hasta la bandera, el Madrid salió a por todas, tomó la iniciativa e intentó acorralar al nuevo rico del fútbol europeo.
En solo cinco minutos forzó dos córners y Kroos obligó a intervenir a Areola. La grada rugía. Pero el PSG no parecía del todo incómodo con ese esquema y en un par de contras, bien conducidas por Mbappe y Neymar, se plantó rápidamente en el área de Keylor Navas. El crack brasileño estaba muy motivado en el Bernabéu, quizás demasiado, porque a los 12 minutos vio amarilla por una innecesaria patada a Nacho. Había mucho respeto entre ambos equipos, aunque las ocasiones fueron llegando. Neymar lo intentó haciendo diabluras en el área, pero se pasó regateando y acabó resbalando. Ronaldo, por su parte, mandó una falta por encima del larguero y estrelló un balón en la cara de Areola en un mano a mano.

Las tablas se rompieron en el minuto 34 cuando el PSG culminó con éxito una de sus contras. Un centro de Mbappe acabó muerto en el área y Rabiot llegó completamente solo para batir a Navas. El Madrid pasó por algún momento de dudas, pero no tardó en reaccionar. Ronaldo y Benzema volvieron a encontrarse con Areola y cuando ya se acercaba el descanso, el árbitro pitó penalti por un leve agarrón a Kroos, que Cristiano aprovechó para empatar.

La segunda mitad arrancó con un disparo de Mbappe que salvó una mano de Keylor, y otro de Rabiot que frustró Ramos con el brazo provocando que los franceses reclamaran penalti, aunque el árbitro entendió que lo tenía pegado al cuerpo. El Madrid respondió con otra falta peligrosa provocada por Modric cerca del área, aunque Ronaldo la estrelló en la barrera. El partido estaba muy abierto y Zidane tiró de Bale para encarar la recta final, pero el PSG parecía más fresco y pudo marcar si Alves llega a rematar un centro de Yuri.

El dibujo cambió, sin embargo, con la doble entrada de Asensio y Lucas Vázquez, que reactivaron de forma radical al Madrid en los últimos diez minutos. De las botas del mallorquín nacieron los dos goles que hundieron al PSG, el primero de Ronaldo con la rodilla, y el segundo de Marcelo. El Bernabéu volvió a disfrutar por fin con su equipo.

Compártelo: