Barcelona empató con el colista sin Messi ni Suárez

barcelona

Un Barcelona con un once inicial inédito por la ausencia de casi todas sus estrellas empató sin goles (0-0) en su visita al colista Huesca, pero mantiene su gran ventaja al frente de la clasificación de LaLiga.

Pensando en el partido de vuelta de la Liga de Campeones el martes contra el Manchester United, en el que los azulgranas defenderán el 1-0 logrado en Old Trafford, el técnico del Barça Ernesto Valverde decidió dejar a muchas de sus estrellas en Barcelona, presentando ante el colista Huesca un once inhabitual. De hecho, salvo el portero alemán Marc André Ter Stegen, el resto de componentes del equipo inicial no ha sido titular habitual esta temporada y algunos, como el colombiano Jeison Murillo o los jóvenes Jean-Clair Todibo, Moussa Wagué y Riqui Puig jugaban sus primeros minutos del curso.

En ausencia de Lionel Messi y de Luis Suárez, la dupla atacante que presentó el Barsa estaba formada por el francés Ousmane Dembelé y el ghanés Kevin-Prince Boateng.

Con tantos cambios, no es de extrañar que el juego del Barsa no fuera el habitual y el partido estuvo más igualado de lo que hacía pensar los 49 puntos de diferencia que había entre ambos equipos al comenzar el encuentro. “Dentro de la dificultad que ha tenido todo, que ellos se estaban jugando la vida, la prueba para los jugadores era difícil y creo que ha estado bien”, dijo Valverde.

“¿Si podríamos haberlo hecho mejor? Sí, pero en líneas generales estamos contentos”, añadió. El equipo oscense, que necesitaba sumar la victoria para seguir manteniendo opciones de salvar la categoría, comenzó acechando el arco contrario y el argentino Ezequiel ‘Chimy’ Ávila pudo abrir el marcador con un cabezazo que se fue rozando la madera (12).

El Barsa respondió con mano a mano de Dembelé que perdió ante el portero oscense Roberto Santamaría y en el córner siguiente Murillo conectó un cabezazo que volvió a desviar el arquero local (17).