David Bonyuet: El monólogo de siempre

Superado el límite de la tregua del diálogo, que resultó ser un monólogo que nadie sabía, que todos conocían, pero que nadie invitó y en donde después se auto-invitaron; es evidente que en ese diálogo que nadie quiere pero que persisten en que se haga ha llegado al final para no decir nada. Nicolás Maduro ahora lo dice con entusiasmo: “me alegra mucho que la MUD siga en la mesa hasta el 2018 que es cuando se harán las elecciones presidenciales”, solo le falto decir que fue reelegido por el Santo Papa y por inspiración divina. 

 

Aunque Urosa Savino (y todos los venezolanos) diga que: “bloquear el Referendo Revocatorio es un gravísimo error”, el indocumentado está tan feliz con los resultados del diálogo, que ahora “descarta negociar con la oposición una salida electoral a la crisis”.  Maduro sabe que él es el tapón de la botella y podría renunciar para permitir al país enrutarse en la paz, prosperidad y recuperación democrática, pero prefiere no hacerlo. A Maduro no le interesa Venezuela y jamás le han importado los venezolanos.

 

Mientras la MUDa acepta en la mesa de diálogo la existencia de una “guerra económica” imaginara, Maduro extiende por quinta vez el estado de excepción y emergencia económica, violando por tercera vez el límite máximo establecido en la constitución nacional sobre la materia. Es muy curioso que nadie reclame que en las cuatro previas emergencias económicas el (des)gobierno no haya tomado ni siquiera una solo acción para reactivar todas las empresas expropiadas. O sea, el gobierno sigue acelerando su guerra contra todos los venezolanos mientras el liderazgo opositor quedó chupando chupeta. Conindustria tuvo que salir adelante y aclarar: “si existe sabotaje a la economía venezolana no proviene del sector productivo”, obviamente proviene del único que no paga, controla las divisas y entradas de insumos.

 

El Cardenal Urosa también ha dicho que: “la gente pasa hambre en Venezuela”. Para celebrar el desmadre el (des)gobierno aprueba millonarios recursos para un #SuenaCaracas donde la #TROPA puede rumbear al paso de #SuenaLaTripa. Y aunque parezca insólito Diosdado acusa a Richard Blanco de malversación de fondos, ¿acaso fue él quien aprobó el festival musical?

 

El peor insulto resultado del diálogo fue re-nombrar a los Presos Políticos y calificarlos de “personas detenidas”. Incluso el Defensor del Pueblo hablo de “presos políticos”, pero ahora la MUD olvida la gravedad del asunto y acepta catalogarlos bajo una categoría que le perdona el crimen a la dictadura.  Ni siquiera tuvieron la amabilidad de considerar los 34 casos críticos de presos políticos que necesitan atención médica URGENTE. Con negociadores así no necesitamos enemigos. Es muy curioso que en esa mesa en que dialogan por los presos políticos no hayan solicitado la participación del Foro Penal, ¿será que en la MUDa son tan egoístas?

 

Obviamente el principal objetivo del gobierno es acelerar la destrucción de la unidad. La MUD prácticamente se suicidó con un tiro de pasividad y torpeza cobarde. Ahora vuelven a hablar de recuperar las calles, cuando JAMÁS las debieron dejar.  En la MUD hablan de “logros” cuando lo que hicieron fue arrodillarse miserablemente en todos los términos y salieron sin ninguna fecha de cambio. Los líderes de la MUD siempre pidieron una oportunidad para salir adelante y en este diálogo traicionaron a los venezolanos y nos dieron una puñalada por la espalda. Lo más triste es que la soberbia de los integrantes del “diálogo” es tan grande que ninguno renuncia. Literalmente Maduro podría decir que están siguiendo su ejemplo.

 

No puede haber oposición con Falsones, Judas y traidores. Los partidos que de verdad sean de oposición deben actuar y refundar una nueva unidad que empiece por acelerar la salida de esta dictadura. No pueden seguir pidiendo vueltas alrededor de la cuadra si no tienen un objetivo concreto: ¡salir de esta dictadura es una emergencia nacional!

 

¡Exijamos el juicio a Nicolás Maduro por abandonar al pueblo venezolano! ¡Calle y más calle! 

 

David Bonyuet   @DBonyuet

Compártelo: