Una profesora pierde su trabajo por ser demasiado sexy en Instagram

Hay colegios que no permiten a sus profesores que utilicen las , con tal de que sus alumnos no puedan acceder a sus intimidades. Se trata de una polémica medida que busca evitar casos como el de Mindi Jensen, una profesora estadounidense que estuvo a de perder su por las imágenes que sube a su cuenta de Instagram.

Tal y como cuenta la docente a la cadena ‘Good4Utah’, tras su divorcio entró en una depresión que pudo superar gracias al deporte. Desde que dedica buena parte de su tiempo libre a cultivar su cuerpo en el gimnasio, Mindi decidió compartir sus progresos en las redes sociales, una práctica normal y muy extendida en Instagram.

Sin embargo, el conflicto llegó cuando varios padres de sus alumnos se quejaron al centro y calificaron las imágenes como “pornográficas” e “inapropiadas” para sus hijos. Tras estas quejas, la escuela decidió hablar con Mindi y plantearle distintas soluciones.

Así, la profesora debía elegir entre restringir su perfil en Instagram, borrar las imágenes o aceptar el despido. Ante la negativa de la estadounidense y sus declaraciones a diversos medios de Utah, el colegio ha optado por pedirle disculpas y no tomar finalmente medidas en el asunto.

Mindi Jensen entiende que se trata simplemente de fotografías en las que hace ejercicio y que puede ser un ejemplo para otras madres como ella, que con cuatro hijos pueden sacar tiempo para cuidar su físico.

Fuente: Que.es

Compártelo: