Un beso equivale a 80 millones de gérmenes trasmitidos

Un beso es mucho más que solo un beso o unas cuantas hormonas alborotadas, sino que también representa la oportunidad para compartir muchos gérmenes

Una investigación holandesa ha visto que durante un beso de diez segundos de duración se transfieren 80 millones de bacterias. El proceso consistió en tomar una muestra de la saliva y lengua de 21 parejas antes y después de compartir un beso de 10 segundos, viéndose que posterior a besarse la cantidad y variedad de bacterias se triplicaron

El beso con lengua y saliva parece ser exclusivo de los humanos. Con la boca siendo la anfitriona de más de 700 variedades de bacterias, la microbiota oral también parece estar influenciada por las personas más cercanas a nosotros. Investigadores del Museo de Microbios Micropia y TNO (Países Bajos) estudiaron a las 21 parejas que rellenaron cuestionarios sobre besos, incluyendo la frecuencia media con la que se daban un beso íntimo, y tomando muestras de su lengua y saliva para investigar la composición de su microbiota oral. Los resultados del estudio, publicado en la revista Microbiome, mostraron que cuando las parejas se besan íntimamente a relativamente altas frecuencias su microbiota salival se vuelve similar. En promedio, los investigadores detectaron que al menos nueve besos íntimos por día provocaron que las parejas compartieran de manera significativa su microbiota salival.
Después de un beso íntimo, los investigadores encontraron que la cantidad de bacterias probióticas en la saliva del receptor se triplicó y calculan que se transfirieron un total de 80 millones de bacterias durante un beso de diez segundos.

Nadie le quita al beso su significado romántico, pero es conveniente señalar que también puede ser una efectiva forma de transmitir gérmenes.

Pero no todo es malo, por suerte, el 95% de las bacterias no son peligrosas. Además los besos son buenos para la salud: relajan, ayudan al metabolismo, dan placer.

Seguramente llegaste a escuchar hasta el cansancio la frase “Lo que no te mata, te hace más fuerte” y ahora realmente la podrás entender con verdadero sentido. Lo cierto es que si bien nuestras bocas están llenas de 10 millones de bacterias de más de 700 tipos y esto puede llegar a ser peligroso, en realidad es mucho más probable que esta situación fortalezca tu sistema inmunológico, por lo que serás más resistente y podrás luchar contra varios tipos de alergias, por ejemplo.

Concluyendo los besos hacen que tu organismo entre en contacto con las bacterias que habitan en la saliva de tu pareja… pero eso también hace que tu sistema inmunológico se active a gran escala, entrando en un proceso de trabajo que lo hace más fuerte. No dejes de darle un beso!

http://www.20minutos.es

Compártelo: