Pareja prueba la “píldora del sexo del fin de semana” y se llevan una sorpresa

La disfunción eréctil, más conocida como impotencia, afecta sobre todo a los hombres mayores de 50 años, pero puede aparecer en cualquier franja de edad. Uno de los medicamentos que se suele usar para combatirla es la famosa pastilla azul. Pero en los últimos años hay un nuevo fármaco que le hace la competencia: el tadalafilo.

 

Lo que lo hace distinto y más llamativo es que su efecto se mantiene en el organismo durante 36 horas, por eso fue bautizado como “la píldora del fin de semana”. Despertó tanto interés que una pareja que lo probó decidió compartir su experiencia.

 

La bailarina contemporánea Saffron Smith, de 21 años, y el ingeniero Leo Gardiner, de 29, explicaron cómo fue su experiencia personal con la píldora.

 

La versión de él

 

La pareja coincidió primero en Barcelona y luego se volvieron a cruzar dos días después en el Festival Internacional de Benicasim de música (Valencia, España). Él estaba nervioso, pero un amigo le ofreció una solución para impresionarla: “La había comprado por internet y me dijo que con ella impresionaría a la chica, así que no dudé en probarla”, confesó el hombre al medio The Sun.

 

“No estaba preparado para lo poderosa que era. Estaba tan desenfrenado que era como un toro furioso. No podía controlar cuán caliente me sentía, me sentía poseído. Fuimos a mi habitación de hotel y tuvimos sexo tantas veces que perdí la cuenta”, explicó el ingeniero.

 

“Tengo la sensación de que Saffron estaba un poco desconcertada pero halagada por mi deseo por ella. Al final, sin embargo, después de permanecer en la cama durante 24 horas, ella se sentía agotada, mientras yo todavía estaba con ganas de seguir”, concluyó.

 

La versión de ella

 

La bailarina relató su lado de lo sucedido: “Esperaba una noche de pasión, pero tal vez con algún servicio de habitaciones, flores, un poco de romance. En cambio, él estaba sobre mí y apenas podía controlarse a sí mismo. Me quedé asombrada por su resistencia, pero era un poco demasiado”. “Tuvimos relaciones sexuales durante 24 horas, probablemente unas 20 veces en total, y aunque fue fantástico, estaba agotada y me preguntaba qué estaría pasando”, agregó.

 

Y explicó que si bien fue satisfactorio, fue un poco cansador: “Disfruté mucho, pero después de un tiempo ya tuve suficiente y estaba agotada, pero él todavía tenía muchas ganas de seguir, no podía calmarse. Le dije que no podríamos continuar para siempre. Incluso cuando tratábamos de dormir y nos acurrucamos podía sentir que todavía tenía lo mismo en mente. Me sorprendió, nunca antes había experimentado algo así”.

 

Cuando regresaron a Londres salieron un par de veces antes de decidir que sería divertido recrear la noche que tuvieron en España. “Desafortunadamente no lo habíamos pensado bien. Los efectos de la píldora comenzaron y aún estábamos en una fiesta, a kilómetros de casa. No había manera de que fuera a los baños con él a tener relaciones sexuales, así que tuvimos que soportar el largo viaje de vuelta. Leonardo estaba desesperado por tener sexo conmigo, pero estábamos rodeados de gente en el transporte público, por lo que estaba realmente incómodo. Su entrepierna estaba literalmente dolorida”, relató Saffron.

 

Después de esas dos experiencias lo volvieron a probar, incluso ella se tomó una, aunque según contó la joven no tuvo casi ningún efecto en su cuerpo. Leonardo empezó a tener problemas y a depender de la píldora más de lo deseado. “Después de dejar de fumar tranquilamente, dejó de tener problemas y finalmente pudimos tener relaciones sexuales nuevamente de la manera habitual, no química”, manifestó la bailarina. “Ahora no lo toma y nunca volverá a hacerlo. No necesitamos pasarlo bien, somos geniales como lo somos”, sentenció.

 

Qué es el tadafalio

 

El tadalafilo pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la fosfodiesterasa. Se usa para tratar la disfunción eréctil y los síntomas de la hiperplasia benigna de la próstata (agrandamiento), que incluyen dificultad o dolor para orinar e ir al baño con frecuencia y urgencia. Este fármaco también se utiliza para mejorar la capacidad de ejercicio en quienes padecen hipertensión pulmonar.

 

Sirve para tratar la disfunción eréctil porque aumenta el flujo de sangre hacia el pene durante la estimulación sexual. Ese incremento del flujo sanguíneo puede provocar una erección. Hay que tener en cuenta que este fármaco no cura la disfunción eréctil ni aumenta el deseo sexual. Se vende bajo dos marcas comerciales, Adcirca y Cialis, publicó tn.com.ar

 

El tadalafilo puede provocar efectos secundarios tales como:

 

– Dolor de cabeza.

 

– Indigestión o acidez estomacal.

 

– Náuseas.

 

– Diarrea.

 

– Rubor.

 

– Dolor en el estómago, la espalda, los músculos, los brazos o las piernas.

 

– Tos.

 

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si aparece alguno de estos síntomas, se debe llamar a un médico de inmediato:

 

– Pérdida repentina o disminución de la visión.

 

– Visión borrosa.

 

– Cambios en la visión del color (ver los objetos con matiz azulado o tener dificultad para distinguir entre el azul y el verde).

 

– Disminución o pérdida repentinas de la audición.

 

– Zumbido en los oídos.- Una erección que dura más de 4 horas.

 

– Mareos.

 

– Dolor en el pecho.

 

– Urticaria.

 

– Sarpullido.-Dificultad para respirar o tragar.

 

– Hinchazón de la cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o inferior de la piernas.

 

– Ampollas o descamación de la piel.

 

(noticiasaldiayalahora.co)