La carne que utilizará McDonald’s para sus hamburguesas

McDonald’s

Si usted ordena un Quarter Pounder en McDonald’s el martes en Miami, le va a saber diferente. Eso se debe que el gigante de los arcos dorados anunció que a partir de ahora la carne que usa en sus hamburguesas de un cuarto de libra y sus sandwiches se cocinarán frescos, en vez de estar congelados previamente, en 3,500 locales de la cadena en ocho mercados, incluidos 75 restaurantes en la zona de Miami.

Para mayo McDonald’s ya estará sirviendo hamburguesas de carne cocinadas a la orden en unos 14,000 restaurantes, casi la mayoría en Estados Unidos. Pero el medallón de carne de sus hamburguesa más pequeñas y Big Macs seguirán enviándose congelados.

Los precios no cambiarán, pero el aspecto y sabor de las nuevas hamburguesas son algo que los clientes seguramente notarán al momento.

“Tienen un aspecto más casero”, dijo Melissa Montes Blanco, propietaria y operadora de seis McDonald’s en Hialeah y Miami, incluido el restaurante principal de la familia en La Pequeña Habana. “Se ve la carne jugosa, las marcas del cocido… Las vamos a cocinar cuando usted las ordene, no antes”.

Varios McDonald’s locales, entre ellos el de Montes Blanco en la Calle Ocho, han estado mezclando las hamburguesas recién preparadas con las tradicionales desde diciembre.

Pero, ¿cómo saben? ¿Son las nuevas hamburguesas como la New Coke o es un regreso a la manera tradicional de preparar las hamburguesas?

El día antes del lanzamiento, probé el nuevo y mejorado Quarter Pounder en el McDonald’s de La Pequeña Habana.

Detrás del mostrador del concurrido restaurante en la Calle Ocho hay una gran actividad en la cocina, donde cada hamburguesa se coloca en la parrilla solamente después de un pedido.

La carne, rosada y marmolizada, sazonada solamente con sal y pimienta, toca la parrilla con el sonido de un aguacero de verano. Como no están congeladas, se cocen más rápido y después de 64 segundos en la parrilla salen con las marcas típicas de la carne asada.

Entre las dos partes del pan calentito y capas de queso fundido, el Quarter Pounder luce igual cuando se abre la caja.

Y entonces uno le mete el diente.

La capa superior carbonizada de la carne hace que la hamburguesa sepa acabada de salir del asador, diferente del sabor del medallón de carne congelada. Pero la mayor sorpresa es que tiene el centro ligeramente rosado, algo que uno nunca veía en una hamburguesa previamente congelada, aunque éstas se cuecen a 175 grados. Y son más jugosas.

Estos Quarter Pounders tienen más el aspecto y sabor de una hamburguesa de Five Guys o Wendy’s. (Wendy’s no desaprovechó la oportunidad de criticar a McDonald’s cuando se hizo el anuncio en marzo pasado, subrayando que las hamburguesas de Wendy nunca fueron congeladas).

McDonald’s dice que sus clientes han pedido este cambio desde hace años, y la empresa ha respondido. (La nueva hamburguesa Quarter Pounder definitivamente sabe diferente, y para mi paladar, claramente mucho mejor).

“Un cliente nos dijo: ‘¿Qué hicieron diferente? Sabe más jugosa’ ”, dijo Montes Blanco.

Ahora los fanáticos de McDonald’s tendrán la última palabra, publicó El Nuevo Herald

 

 

Compártelo: