¡Fraude! La chica que se mostraba con lujos en las redes y vivía rodeada de heces (Imágenes)

La chica que engañó a medio mundo, se mostraba con lujos en las redes y vivía rodeada de heces. Creo que a estas alturas debería estar más que claro que lo que las personas comparten en redes sociales puede llegar a ser muy lejano a la realidad. Un ejemplo es la estrella de Youtube Kayla Jenkins, mejor conocida por su nombre de usuario Okaylaaa, quien tiene 643 mil subscriptores en su canal.

Recientemente en el programa de Channel 5, llamado Bad Tenants Rogue Landlords se descubrió que Jenkins debía $14 mil dólares en arriendo y la casa estaba en un asqueroso estado.

Paul y Paula Hopwood le arrendaban la propiedad a Jenkins, cerca de Manchester, donde fueron grabados entrando a la casa de la chica de 24 años a quien tuvieron que llevar a juicio no sólo por todo el dinero que debía, sino porque además encontraron heces de perro en un contenedor (lonchera) de comida, marcas de orina en las cortinas, basura de hace semanas y muebles manchados con maquillaje.

“Entrar y ver que habían destruido todo me rompe el corazón,” dijo Paula.

Los representantes de Kayla le aseguraron a Daily Mail que la pareja mintió en televisión y que las heces de perro fueron puestas ahí por ellos mismos para hacer a su clienta verse mal en televisión. Su casa, además, habría sido limpiada por la madre de Jenkins antes de ser entregada.

También mencionaron que Kayla sufre de ansiedad y depresión y que “mientras arrendaba la propiedad del señor Hopwood, su salario disminuyó considerablemente pues estaba demasiado deprimida”, un hecho que fue comunicado a los arrendatarios.

Kayla se fue a vivir con su amiga Casey Petchy a la casa y con varias mascotas, a pesar de que en el contrato se estipulaba que aquello estaba prohibido.

Paul aseguró que la última vez que pudo visitar su propiedad, las dos mujeres tenían 5 perros, 2 gatos, 2 pericos, 2 chanchos y 3 conejos. Pero Kayla lo niega, y dice que sólo tenía un cachorro del cual sus arrendatarios sabían.

Paula está furiosa: “Está ahí adentro, ganando dinero con nuestra casa, utilizándola como escenario para sus videos y no hay nada que pueda hacer. Sólo somos dos personas normales y tenemos que lidiar con la policía ahora, fue todo muy complicado”.

Finalmente entraron a la propiedad y les hicieron saber a las dos mujeres que debían retirarse de la casa pero todas las habitaciones parecen estar dañadas y sus representantes insisten en que esto fue hecho para difamar a Jenkins, reseñó Upsocl.com

LAS IMÁGENES:

 

Compártelo: