Él ama la gordura de su esposa y por eso le toma fotos con poca ropa

Natalie Werrett odiaba su obesidad, hasta que conoció a Liam. Es que según dailystar.co.uk, la se la pasa posando semidesnuda en sugestivas poses o con escasa ropa para las calientes sesiones de fotografía de su amado. Natalie es de Norfolk, Inglaterra y según el citado medio, fue víctima de bullying en la escuela por su apariencia y la relajaban por como le quedaba el uniforme.

La mujer de 30 años cuenta que, incluso, sus allegados la presionaban para que se sometiera a dietas para rebajar.

Sin embargo, todo eso cambió cuando conoció a Liam (su actual esposo) hace 9 años.

El hombre de 29 años encuentra el cuerpo de la mujer hermoso. “Mi esposo me ama como soy y me dice que soy hermosa”, dijo ella al citado medio.

“Él ama mis curvas y me adora. El restauró mi felicidad interna y me ayudó a construir mi confianza. Es como si tuviera una vida completamente nueva”, relató la mujer.

Liam trabajaba como jardinero en el mismo lugar donde Natalie era enfermera e instantáneamente, se sintió atraído hacia ella por su figura redonda.

“Liam siempre ha sentido una apreciación por las mujeres gorditas”, explicó ella.

La pareja tiene una niña de siete años llamada Megan. Además, trabajan juntos para “promover” el cuerpo de Natalie con las que le toma él en el hogar familiar.

Las aparecen en los sitios denominados como Big Beautiful Women (SSBBWs) (hermosas mujeres grandes), en los Estados Unidos y otras páginas web.

“Yo solo quiero alentar a mujeres ‘grandes’ para que se expongan y se abracen a sí mismas. Hay personas encantadoras de todos los tamaños y medidas”, afirmó ella.

Liam, por su parte, ama tomar fotos calientes a su esposa y luego, publicarlas en la web. “Siempre me han gustado las mujeres gorditas. Hay algo en sus personalidades que es refrescante”, indicó él.

“Si se pone más ‘gordita’, no me pondría triste. Siempre me han gustado las grandes”, aseguró el hombre.

“La primera vez que nos vimos, pensé que era hermosa y no podía quitarle los ojos de encima”, recordó.

Sin embargo, la mujer no está interesada en engordar porque le podría causar problemas en su . Además, se ejercita dos veces a la semana con su hija para mantenerse saludable.

“Si el doctor me dice que mi vida está en riesgo, me pondría a dieta, pero, mientras me mantengo como estoy”, expuso.

Fuente: Primera Hora