¿APRENDER UN IDIOMA ES TAN PLACENTERO COMO EL SEXO?

Si no te motiva aprender un idioma nuevo, quizás saber que es tan placentero como el sexo te dé el empujón y comiences a estudiarlo

Aprender nuevas palabras genera el mismo placer que el sexo o comer chocolate, esto lo demostró un estudio que llevaron a cabo por universidades de Barcelona, la Otto von Guericke, y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (IDIBELL).

El experimento se realizó con 36 adultos, con el objetivo de evidenciar hasta donde aprender un idioma nuevo estimula el centro de placer y recompensa al cerebro.

“El objetivo principal del estudio era saber en qué medida el aprendizaje de idiomas activa recompensa subcortical y sistemas motivacionales”, explica Pablo Ripollés, estudiante de doctorado en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.

Mediante resonancias magnéticas y pruebas basadas en el lenguaje demostraron que los participantes que tenían mayor concentración de mielina (una mejor conexión en la zona de recompensa) eran capaces de aprender más palabras rápidamente.

Los científicos al reconstruir las fibras de sustancia blanca que conectan las diferentes regiones cerebrales de los participantes, demostraron que activan la zona del cerebro relacionada con el placer, por lo que tener sexo y aprender un idioma puede estimularlo muy bien y llegar a la satisfacción total.

Imagen: Archivo Eme

 

Compártelo: