Tradición de la fiesta de San Juan

fiesta de san juan tradición

Una tradición que poco a poco ha venido enriqueciéndose, cada 24 de junio, gracias a aquellos esclavos de la colonia que trabajaban en las haciendas de cacao venezolanas y que hoy podemos disfrutar en zonas tales como: Barlovento, costas de Aragua y de Vargas.

Angélica Olivero/EU

Cada pueblo tiene su manera de contar su historia, sus raíces se van fortaleciendo de manera que en el futuro puedan ofrecer a las nuevas generaciones conocimientos acerca de nuestros orígenes y costumbres.

Las fiestas en honor de los santos en nuestro país ocupan un espacio importante a nivel cultural. Podemos así mencionar una de ellas abocada a rendirle culto a la imagen de San Juan Bautista.

Cada 24 de junio, en varias zonas de Venezuela desde la madrugada rompe la parranda que se va mezclando con diversiones y actos religiosos llenos de emoción y alegría.

Carmen Elena Alemán, autora del libro “Corpus Christi y San Bautista, nos ilustra acerca de la importancia de esta fiesta popular, religiosa y destaca que el inicio de estas fiestas se ubica en las zonas en donde abundaban haciendas cacaoteras.

Los 24 de junio los hacendados permitían a los negros esclavos descansar de esas agotadoras faenas diarias y estos aprovechaban la oportunidad para celebrar el solsticio de verano, época en que tradicionalmente se obtenían las mejores cosechas y  la cual les permitía mantener una excusa para revivir sus creencias.

Señala la autora, que la iglesia católica exigió a los esclavos rendir culto a San Juan Bautista y estos terminaron realizando una fusión, a su tradición le colocaron el toque de tambor, las danzas y la creencia en los elementos como el fuego y el agua.

De esta manera los preparativos se iniciaban desde el 23 de junio, porque ya lo esclavos se habían acostumbrado a disfrutar sus creencias y descansar por lo menos una vez al año.

Al día siguiente, 24 de junio, preparaban al santo con flores y velas y lo sacaban en hombros por las calles del pueblo, durante el recorrido le ofrecían serenatas con tambores y danzas. Luego generalmente se realizaba la misa, muy concurrida que dejaba ver claramente las demostraciones de afecto y agradecimiento hacia la imagen.

Luego de la misa, la algarabía se hacía presente y comenzaba entonces la fiesta “caliente” negras y negros comenzaban a danzar al son del repique de tambores y fulía (rítmo musical) hasta el amanecer.

A través de los años esta tradición ha sido mejorada y así podemos comprobarlo si visitamos este 24 de junio pueblos tales como: los de la costa de Aragua, Miranda y Vargas en donde predomina una alegría y entusiasmo por orar y bailar ante la imagen del santo. Recordemos que si “San Juan todo lo tiene, San Juan te lo da” un dicho muy viejo pero que se ha venido transmitiendo de generación en generación.

Tradiciones venezolanas

Muchas personas acostumbran a cortarse las puntas del cabello con alguien que se llame Juana o Juan y haya nacido este día, dicen que crece hermoso e igual hacen con sus matas y hasta mandan a sembrar cualquier planta con una persona que se llame Juan para que crezca frondosa.

Otros, toman un vaso de cristal con agua y allí derraman un huevo, este comienza a tomar alguna forma, que es interpretada por algunas personas, es decir algo así como cabalístico, la gente disfruta esto. También colocan tres agujas en un recipiente con agua, dos de ellas representan a dos pretendientes y la tercera aguja al interesado. Poco a poco las agujas comienzan a moverse y cuando se juntan a la que representa a la mujer…alegría o tristeza, todo depende del interés que se tenga por conquistar al hombre.

Realidad o fantasía, no importa son nuestras tradiciones heredadas de aquellos negros, que en su oportunidad fueron los forjadores de una nueva Venezuela que se inició con su trabajo como esclavos.

Compártelo: