Febrero el mes de Zapata

caricatura de Rayma a Pedro León Zapata

Febrero fue el mes de Zapata. Nació en La Grita, Estado Táchira el 27 de febrero 1929 y se nos fue el 6 del mismo mes 86 años después.

Era un humorista con cara de serio y la caricatura fue su forma de expresión. Comenzó en el oficio a los 17 años. En México estudió artes plásticas. Regresó a Venezuela en 1958 y se montó en la ola de libertad de expresión que presidió la caída de Marcos Pérez Jiménez. Su trazo lo dio a conocer en diferentes publicaciones humorísticas hasta que llegó al diario El Nacional, en 1965, donde tuvo un espacio diario: Zapatazos.

Ildemaro Torres en su libro Zapata, publicado por el Concejo Municipal del D.F. en 1979, al referirse al primer “Zapatazo”, precisa que “…se trataba en esa ocasión de una caricatura a dos columnas, en la cual aparecía el boxeador ‘Morocho’ Hernández, recién coronado campeón de su peso, parado satisfecho en lo alto de un envase de leche. El nombre ‘Zapatazos’ fue sugerido por el periodista Omar Pérez, quien en ese momento estaba encargado de la página como suplente de Julio Barroeta: Zapata no estuvo muy de acuerdo al principio, ante la idea de que el título de la sección, concebido como un derivado de su propio apellido, podía ser entendido como un deseo de autopromoción. Luego de disuadir a Zapata respecto a este temor, Barroeta decidió mantener el título, sobre la base de la gracia implícita en su doble significado. La decisión no pudo ser más acertada, como lo demostrara el hecho de que al poco tiempo ya la sección y el nombre que la identifica, gozaban de gran popularidad entre los lectores: e incluso da la impresión, de que también desde entonces viniera cumpliéndose esto que escribió Soledad Mendoza hace varios años: ‘Normalmente ante una caricatura la gente tiene cuatro reacciones coordinadas: la ve, la lee, se sonríe y la olvida. Con las de Pedro León Zapata sucede algo excepcional: la gente las recorta, las guarda, las archiva, las recuerda’”.

Zapata era un civilista, tendencia que plasmó en un gran mural ubicado en la autopista Francisco de Miranda, en Caracas, titulado Conductores de Venezuela, donde aparecen figuras emblemáticas como Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Teresa de La Parra, Armando Reverón y José María Vargas.

Hoy Coromotico, ese personaje flaco de muchas de las caricaturas de Zapata, estará con su cumpleañero creador buscando cómo actualizar una situación que vivió general Carlos Soublette (1789 – 1870), entonces presidente de Venezuela, quien sorprendió a un humorista burlándose de él y ante el evidente susto del mamadorcito de gallo, Soublette le habría dicho: “Continúe con su obra que Venezuela no se ha perdido ni se perderá, porque el pueblo se ría de su presidente sino cuando el presidente se ría de su pueblo”. Zapata sabía evidenciar, en ligeros trazos, cuando algún gobernante se reía del pueblo. Hoy lo recordamos.

Enrique Rondón Nieto

Compártelo: