Vielma Mora: “Tendremos una casa de cambio que respete a tenedores de bolívares y pesos”

“Es importante trabajar en una frontera de paz, de diálogo, una frontera económica, sin crearle perjuicio al país hermano, incluso buscándole la complementariedad entre productos de Colombia y Venezuela”.

Así lo manifestó el gobernador Bolivariano del Táchira José Gregorio Vielma Mora en una entrevista  desde la Capital de la República, quien destacó que no puede haber ninguna autoridad que busque dañar el signo monetario del peso, ni del bolívar, sino por el contrario, entre ambos países, Venezuela y Colombia, fortalecerlo, porque siempre le hacemos daño a la población que esta en frontera, a los industriales, empresarios, ganaderos, quienes tienen su único afán en trabajar.

Agregó que debemos luchar contra aquellos elementos como el Dólar Today, el Dólar Cúcuta, el Bolívar Cúcuta y entre todos no hacerle daño a Colombia, ni a Cúcuta,  ni a nadie. Por el contrario, entre todos, tener una confianza mutua, para vencer los elementos exógenos que le hacen un gran daño a la economía, como los paramilitares, sicarios y bandas criminales.

“Saldremos adelante y tenemos mucha fe que dentro de unos quince días, tendremos una casa de cambio que respete al comerciante, al tenedor de bolívares y de pesos, para poder hacer un intercambio real en la frontera colombo- venezolana, la mejor frontera del mundo”, acotó.

El presidente Nicolás Maduro ordenó este lunes la creación de casas de cambio en la frontera con Colombia, en las poblaciones de San Antonio del Táchira y Paraguachón (Zulia).

“He decidido autorizar la creación y el funcionamiento de casas de cambio fronterizo y autorizar la convertibilidad del peso y bolívar en territorio venezolano”, aseguró el mandatario en cadena de radio y televisión, sin precisar fechas.

De acuerdo con Vielma Mora, la tasa de cambio pasó de “0,64 pesos por bolívar a 1,6” luego del cierre de la frontera. Ese cambio favorece a los venezolanos que cruzan a Colombia para comprar alimentos y medicinas escasos en su país.

“Van a tener ofertas justas de pesos, de bolívares y estoy seguro que van a estabilizar aún más la economía que queremos en la frontera”, agregó Maduro.

La medida se suma a la venta de combustible venezolano en pesos colombianos en Ureña (Táchira) y Paraguachón, ordenada por el gobierno desde el pasado 2 de enero como mecanismo para combatir el contrabando.

En las estaciones de servicio especiales abiertas para ello se vende el litro de gasolina a 1.200 pesos colombianos, unos 40 centavos de dólar, un precio muy superior al del resto de Venezuela, entre 0,0015 y 0,009 dólares según el octanaje.