Un empijamado y convaleciente Evo Morales se retrata en Cuba con Raúl Castro

La infección aguda que llevó al mandatario boliviano, Evo Morales , a tratarse de urgencia en Cuba está bajo control, aunque el líder cocalero permanecerá cuatro días más en la isla para someterse a chequeos médicos, según dijo el reemplazante temporario del presidente en el poder.

Morales, de 57 años, sufre desde hace semanas un problema en la garganta que lo obligó a cancelar su participación en algunos actos públicos y lo decidió a hacer el miércoles un viaje de emergencia para tratarse en el avanzado sistema de salud cubano.

“La salud (de Morales) está controlada y los informes médicos son positivos y las dolencias son controlables y tratables de manera rápida, y lo vamos a tener de regreso, sano y con la misma vitalidad”, dijo el presidente interino Álvaro García Linera según la agencia Reuters.