Ubican inflación de enero en 13,4%

En términos intermensuales, la inflación apunta a una desaceleración importante, al caer a 13,4% de 14,5% en diciembre y luego de un pico de 19.5% en agosto, precisó ayer la firma Torino Capital, publica El Universal.

Los economistas consideran en su informe semanal que la desaceleración observada en la tasa mensual durante estos dos meses fue causada “posiblemente” por la crisis en el sistema de pagos, generada a su vez por la iniciativa gubernamental de sustituir el cono monetario nacional.

“La liquidez intermensual y el crecimiento de la base monetaria efectivamente declinaron significativamente en diciembre y enero, mientras que la tasa de cambio en el mercado paralelo de hecho es inferior a lo que era a finales de noviembre, cuando llegó a Bs 4.538 por dólar”, argumentan en el documento.

Pese a la desaceleración en la tasa mensual, indican que elevaron su pronóstico de inflación en 2017 a 338% (de 309% en su último informe), a falta de cambios en la política cambiaria, “ya que creemos que la sobrevaluación sostenida requerirá un incremento en la tasa de creación de moneda para llenar la brecha fiscal”.

Además, explican que la inflación se eleva significativamente si se adopta la ponderación del Banco Central de Venezuela (BCV) previa a 2014, la cual asigna una cuota mayor del índice total a los productos alimenticios.

“En ese caso, encontramos que la inflación mensual sube a 23% y la inflación anual se remonta a 640%, de 18% y 577% respectivamente en diciembre”, referencian en el texto los especialistas.

Con todo, ratifican que la desaceleración sigue presente: la tasa mensual de inflación en los últimos dos meses es 2,7 puntos inferior al promedio en los cuatro meses anteriores.

De igual forma, la firma expone que construyeron intervalos de confianza para sus cálculos, que demuestran una inflación, bajo las nuevas ponderaciones, oscilante entre 367% y 474%, mientras que en las ponderaciones anteriores, agregan, el margen se elevaría a 481-791%.

Índice Octavio Arepa

Entre otras cosas, la firma también demuestra una desaceleración en su Índice Octavio Arepa, un marcador ilustrativo que mide el precio de una arepa de queso de mano en un mismo establecimiento.

A través de este contexto, determinan que el índice evidencia desaceleración en febrero (en contraposición a la de enero en el cálculo econométrico). “El precio de nuestra arepa aumentó a Bs. 5.050, lo que marca 4.1% de inflación en febrero. Esto, sin embargo, sigue un incremento mayor de 17.6% en enero y antes de 30.4% en diciembre”, ubican.

Igualmente, expresan que el índice Octavio Arepa bien pudiera estar reaccionando con cierto rezago si refleja los precios de algunos de sus ingredientes (masa de maíz y queso de mano). No obstante, el incremento de febrero es el más bajo que se haya observado desde agosto de 2015.

En una base anualizada, aseguran que la inflación media por el índice Octavio Arepa se deslizó de 415% en enero a 407% en febrero.