Tres heridos por asta de toro en el primer encierro de San Fermín 2015 con toros de Jandilla

Tres mozos han resultado heridos por asta de toro, otros ocho con contusiones

Los toros han salido veloces, el encierro ha durado dos minutos y 23 segundos

El primer encierro de San Fermín 2015, con toros de la ganadería de Jandilla, ha sido peligroso y rápido. Once mozos, tres de ellos heridos por asta de toro y el resto con contusiones, han sido trasladados al hospital, dos de ellos con pronóstico reservado. La carrera ha sido muy emocionante, con momentos de peligro.

 

Los astados han salido en manada, detrás de los mansos, uno de ellos se ha adelantado mientras que otros dos astados más atrasados han lanzado derrotes en la cuesta de Santo Domingo creando peligro. La carrera ha durado dos minutos y 23 segundos.

 

El primer herido por asta de toro se ha producido en la cuesta de Santo Domingo. Un corredor estadounidense, M.W.O., de 38 años, ha resultado corneado en la axila derecha según el parte médico actualizado por el jefe del servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario, Javier Sesma, quien ha precisado que se encuentra en quirófano y su pronóstico es menos grave porque no se ha visto afectada la cavidad torácica.

descarga

Otro corredor estadounidense de 27 años, D.M.O., de California, ha sufrido una herida superficial por asta en la región lumbar cuando se encontraba en el tramo de Mercaderes y ya ha sido dado de alta. También con una lesión por asta de toro ha sido atendido A.B.O., de Reino Unido, de 30 años, que ha sufrido una herida por asta en perineo de pronóstico menos grave.

 

El corredor estadounidense, herido en la región lumbar, ha asegurado en declaraciones a Efe, tras ser atendido por los servicios sanitarios, que se siente afortunado porque la herida no ha llegado a rozar órganos vitales y que en todo caso no volverá a correr. “Me agaché, me cubrí y traté de pararlo. Luego eché a andar y fue cuando me di cuenta de que me dolía la espalda”, ha señalado.

 

Ocho mozos sufren contusiones

Desde Estafeta, uno de los mozos trasladados al hospital ha sido R.H.O., de 25 años, procedente de Arizona (EE.UU.), con fractura seno maxilar derecho y de pared inferolateral de órbita ocular. Su pronóstico es grave y ha quedado ingresado en el Servicio de Cirugía Maxilofacial del CHN.

 

Otro contusionado es D.M.R., varón de 35 años y de Madrid, ha llegado al hospital desde la Bajada Javier con luxación de hombro menos grave y está en proceso de valoración. También procede de Madrid otro de los mozos que ha resultado herido, se trata de M.M.D., de 35 años, de San Sebastián de los Reyes, que ha sido trasladado desde Espoz y Mina con traumatismo craneofacial de pronóstico reservado.

 

F.S.O., varón estadounidense procedente de Utah, de 34 años, ha sido trasladado desde Mercaderes con una policontusión de pronóstico reservado; y C.C.N., varón de 37 años, de Estella, presenta contusión lumbar con pronostico reservado.

 

Tres de los contusionados en los tramos del Ayuntamiento y de Telefónica ya han recibido el alta. Se trata de un varón de 57 años y de San Sebastián (Guipuzcoa), con contusión en el muslo de carácter leve, M.Z.O., varón de 21 años de EE.UU. que ha sufrido un traumatismo facial y S.M.G., de 22 años, del municipio riojano de Alfaro que ha sufrido un traumatismo craneal leve.

 

Toros y mansos saltan por encima de los mozos

La mayoría de los contusionados se han producido porque la manada ha salido muy veloz, lo que ha dado un encierro más violento y accidentado. Tanto los astados como los mansos han saltado por encima de los corredores.

 

Los toros de Jandilla corrieron por última vez en Pamplona en 2014  en un encierro limpio y rápido y son especialmente peligrosos, por imprevisibles, y veloces con una duración media de 3,19 minutos por carrera.

 

Los toreros Juan José Padilla, Pepe Moral y Alberto López Simón se encargarán de lidiar por la tarde en el coso pamplonés a los seis astados del encaste Domecq.

 

Miles de personas asistieron este lunes en la plaza del Ayuntamiento al chupinazo que por primera vez se lanzó a dúo, a cargo del Orfeón pamplonés y la extinta peña La Veleta.

 

RTVE