¡Sorprendente! Bizcocho sin harina (Receta)

bizcocho_sin_harina

Mejor dicho, un bizcocho de chocolate sin harina… Y pensarás que estoy de broma porque… ¿cómo se puede hacer un bizcocho sin harina? ¡Se puede! ¿Adivinas qué ingrediente he utilizado para sustituir a la harina?

¡Garbanzos! Pero no se trata de harina de garbanzos, no. ¡Garbanzos cocidos!

De esta forma conseguimos dos cosas muy buenas:

– Tomar legumbres de una forma divertida, sin enterarte de que lo estás haciendo, porque este bizcocho no sabe a garbanzos. Es más, si no supieras que los garbanzos están entre sus ingredientes, probablemente ni lo notarías. Sí percibirías que es un bizcocho algo más húmedo, tipo brownie, pero nada más. Y, ahora que menciono el brownie… se me ocurre que podéis ponerle frutos secos, un puñadito, ya sean picados o enteros.

– Preparar bizcochos más saludables. Le restamos algunas calorías ( no muchas), tiene mayor aporte de fibra, nos beneficiamos de las vitaminas C, B1 y B2 presentes en los garbanzos, reducimos la cantidad de hidratos de carbono (por lo que a la harina se refiere), …

Como algunos necesitan del “ver para creer”, y para este tipo de recetas lo entiendo perfectamente, aquí tienen el vídeo de cómo preparo este bizcocho de garbanzos y chocolate, al que le hemos añadido unas cuantas especias de esas que le van bien a los dulces, como el jengibre, la canela, vainilla,…

Ingredientes

– 500 gr. de garbanzos cocidos

– 4 huevos

– 4 cucharadas grandes de cacao en polvo

– 150 gr. de azúcar

– 8 gr. de impulsor químico

– 1 cucharada de aroma de vainilla

– Especias: cardamomo, canela, jengibre,… (a tu gusto)

– Aceite o mantequilla para engrasar ligeramente el molde

– Azúcar glasé para espolvorear

Preparación

– Batiremos los huevos y, poco a poco, les añadiremos los garbanzos cocidos y los trituraremos hasta que tengamos una crema.

– Añadiremos el resto de ingredientes y seguiremos batiendo. Tiene que quedar una masa donde no se aprecie ni un garbanzo. Éstos deben quedar perfectamente integrados en la masa. Si fuese necesario, pasad la masa por un pasapurés para que os quede más fina.

– Precalentaremos el horno a 180 ºC. Mientras tanto, engrasaremos un molde (metálico, de silicona, el que prefieras).

– Lo pondremos en el horno durante 30 minutos aproximadamente. Es aconsejable que no abras el horno en los primeros 20 minutos de cocción. Después, id probando con un palillo para comprobar si ya está hecho (el bizcocho estará listo cuando el palillo salga limpio)

– Una vez horneado, puedes espolvorearlo con azúcar glas.

por Para Estar Por Casa en noticiasaldiayalahora.co